• Barreto: Medios y EEUU garantizan impunidad de genocidio en Colombia
Publicada: viernes, 30 de julio de 2021 21:00
Actualizada: sábado, 31 de julio de 2021 1:36

Las grandes corporaciones mediáticas y Estados Unidos han apoyado siempre la política genocida de los Gobiernos colombianos contra el pueblo, dice una analista.

La investigadora social venezolana María Fernanda Barreto ha comentado este viernes para la cadena HispanTV, un reciente informe de la organización pro derechos humanos en el que responsabiliza a las autoridades colombianas de los brutales abusos y las violaciones a los derechos humanos cometidos por miembros de la Policía Nacional de Colombia durante las protestas antigubernamentales.

Estas violaciones persisten, ha indicado Barreto, porque “la clase política genocida que gobierna Colombia hace 200 años ha estado siempre apadrinada desde EE.UU. Todas las instituciones del Estado violan los derechos humanos y cuentan con la impunidad garantizada de EE.UU.”, ha remarcado.

La analista ha asegurado que las violaciones de derechos humanos en Colombia son propias de “la política de Estado” que ha ejecutado la élite gobernante desde finales del siglo XX y no solo de lo ocurrido a partir del paro nacional del 28 de abril. “La clase política colombiana se ha construido sobre la base del genocidio y, en los últimos veinte años de ‘gobierno uribista’, se ha visto la profundización del guerrerismo, genocidio (...)”, ha subrayado Barreto.

Otro factor en la continuidad de las violaciones de los derechos de los colombianos, de acuerdo con la entrevistada, son las mafias. “Una de las mafias más grandes son las corporaciones mediáticas, los grandes medios de comunicación de Colombia están en poder de tres familias que encubren este genocidio”.

Así que todo forma parte de la misma maquinaria que cuenta con el apoyo de las grandes corporaciones mediáticas y de EE.UU., ya que este genocidio responde a los intereses del narcotráfico y transnacionales que son herramientas al servicio del imperialismo en la región, ha enfatizado.

 

En el informe “Cali: En el epicentro de la represión”, la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI) concluye que los brutales abusos “no fueron aislados o esporádicos, sino que responden a un patrón de accionar violento por parte de las autoridades colombianas, quienes han respondido a la protesta con estigmatización, criminalización, represión policial ilegal y militarización”.

El documento, publicado este viernes, pone de relieve que el presidente colombiano, Iván Duque, al decretar la militarización de varias ciudades del país, incluyendo Cali, “lejos de dar un mensaje de diálogo, avivó las protestas al mandar a las calles cuerpos militares con más de seis décadas de formación para el conflicto armado”.

Sobre las protestas en la ciudad colombiana de Cali, Amnistía Internacional ha documentado varios casos en los que la Policía y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) han asesinado o detenido arbitrariamente a los manifestantes en coordinación con los paramilitares y civiles armados.

La denuncia de AI sobre lo que está sucediendo en Colombia se suma a muchas otras que han lanzado organizaciones como las Naciones Unidas, Human Rights Watch (HRW), y el propio pueblo colombiano a través de las redes sociales.

Fuente: HispanTV noticias

ncl/ctl/rba