• Una imagen ilustrativa de cometas y asteroides golpeando la Tierra. (Foto: NASA)
Publicada: miércoles, 19 de febrero de 2020 19:06

Un grupo de investigadores idea un marco para decidir qué misión sería idónea contra un asteroide que, tras un cambio de trayectoria, se dirija a la Tierra.

Conforme a un artículo publicado el martes en la revista Acta Astronautica, un grupo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts aplicó un método a Apophis y Bennu, dos de los pocos asteroides, cuyas ubicaciones de sus cerraduras gravitacionales con respecto a la Tierra se desconocen.

Apophis visitará el vecindario de la Tierra en 2029 y 2036, y Bennu es otro asteroide cercano a la Tierra, objetivo de una misión operativa de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. (NASA, por su acrónimo en inglés) que planea traer una muestra del material de la superficie a la Tierra en 2023.

Tras usar su mapa de decisiones para establecer el tipo de misión que probablemente tendría el mayor éxito en desviar a Apophis y Bennu, los científicos señalaron que el método podría usarse para diseñar la configuración óptima de la misión y la campaña para desviar un asteroide cercano a la Tierra potencialmente peligroso.

 

La gente ha considerado principalmente estrategias de desviación de último momento, cuando el asteroide ya ha pasado por un ojo de la cerradura y se dirige hacia una colisión con la Tierra (…) Estoy interesado en evitar el paso del ojo de la cerradura mucho antes del impacto en la Tierra. Es como un ataque preventivo, con menos desorden”, declaró Sung Wook Paek, autor principal del referido estudio.

fmk/ncl/alg/rba

Comentarios