• El canciller de China, Wang Yi.
Publicada: jueves, 26 de noviembre de 2015 17:27

Una semana después del ataque terrorista en Malí, China ha asegurado aumentar la cooperación con África en la lucha contra el terrorismo.

El canciller de China, Wang Yi, ha condenado este jueves el asalto en Malí y ha expresado la disposición de Pekín para extender cooperaciones con los países africanos en la lucha “contra el terrorismo y el extremismo”.

China nunca impondrá condiciones políticas a su colaboración con el continente ni interferirá en sus asuntos internos, ha subrayado el canciller chino, Wang Yi.

China “nunca impondrá condiciones políticas” a su colaboración con el continente ni “interferirá en sus asuntos internos”, ha subrayado Wang en un foro diplomático celebrado en Pekín, capital.

Sin especificar cómo fortalecerá su país la cooperación con África en materia de seguridad, Wang ha señalado que Pekín siempre ha buscado establecer la paz y seguridad en ese continente.

Nunca seguiremos la estela de los antiguos poderes coloniales”, ha aseverado el jefe de la Diplomacia china al respecto.

Al referirse al reciente ataque en Malí, Wang ha lamentado la muerte de los tres ciudadanos chinos que eran “ingenieros que trabajaban para ayudar al desarrollo” del país africano.

China había anunciado anteriormente que, al considerar los nuevos ataques y amenazas en varias partes del mundo, hará nuevas propuestas a la comunidad internacional para combatir el terrorismo y proteger a sus ciudadanos en el exterior.

Las fuerzas de seguridad de Malí evacuan a un hombre de un área rodeando el hotel Radisson Blu en el Bamako, capital maliense, 20 de noviembre de 2015.

 

El pasado 20 de noviembre, hombres armados tomaron como rehenes a alrededor de 170 personas en el Hotel Radisson Blu en Bamako, capital de Malí, y mataron a decenas de personas. El ataque fue reivindicado por el grupo extremista Al-Murabitun, que proclamó en mayo su lealtad al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

haj/ktg/hnb

Comentarios