• La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi (izda.), y la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, en Taipéi, 3 de agosto de 2022. (Foto: Getty Images)
Publicada: jueves, 18 de agosto de 2022 16:43

El Gobierno chino se opone categóricamente a la realización de negociaciones comerciales entre EE.UU. y Taiwán, en medio de una escalada de tensiones.

La portavoz del Ministerio de Comercio de China, Shu Jueting, ha expresado este jueves la oposición del país a cualquier intercambio comercial entre Taiwán y EE.UU., luego de que este último anunciara el inicio de negociaciones para cerrar un pacto bilateral de comercio e inversiones en otoño, en el marco de la Iniciativa Taiwán-EEUU sobre el Comercio del Siglo XXI, presentada a principios de junio pasado.

Las negociaciones cubrirán, según un comunicado de la oficina del representante del comercio de Estados Unidos, varias áreas, incluyendo agricultura, comercio digital y reducción o anulación de barreras arancelarias.

En declaraciones durante una rueda de prensa, Shu ha dejado claro que el principio de una sola China es el requisito previo para que Taiwán participe en la cooperación económica exterior con otros países.

En este contexto, ha instado al país norteamericano a gestionar de manera adecuada las relaciones comerciales con la isla y a respetar los intereses fundamentales de Pekín.

“EE.UU. debe realizar con cautela los vínculos económicos y comerciales con Taiwán, respetando los intereses vitales de China. De eso dependen las relaciones chino-estadounidenses, nuestra cooperación económica y comercial, así como la paz, la estabilidad y el bienestar en todo el mundo”, ha agregado.

 

La vocera china también ha advertido que China tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar su soberanía nacional, seguridad e intereses de desarrollo.

Las relaciones entre el Gobierno chino y Taiwán —isla que Pekín considera como parte integral de su territorio nacional— ha escalado últimamente a raíz de la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, a Taiwán a principios de agosto.

China expresó su descontento por el viaje de la lideresa estadounidense con una serie de ejercicios militares en los alrededores de la isla, convocó al embajador de EE.UU. en China y suspendió varias importaciones agrícolas taiwanesas.

nkh/ctl/mkh