• El canciller chino, Wang Yi, en una conferencia de prensa virtual, en Pekín (capital de China), 7 de marzo de 2021. (Foto: AP)
Publicada: domingo, 7 de marzo de 2021 19:03

China, como parte de una amplia serie de advertencias al Gobierno de EE.UU., urgió a Washington a no entrometerse en los asuntos de Taiwán.

“Instamos a la nueva Administración de EE.UU. [presidida por Joe Biden] a reconocer plenamente la alta sensibilidad de la cuestión de Taiwán”, ha afirmado el canciller chino, Wang Yi, durante una sesión informativa concedida este domingo, urgiendo al mismo tiempo a Washington a acabar con la estrategia de “cruzar líneas y jugar con fuego de la Administración anterior [de Donald Trump]” y manejar esta cuestión de manera adecuada y cautelosa.

Conforme a sus declaraciones, durante mucho tiempo EE.UU. ha interferido, de forma arbitraria, en los asuntos internos de otros países, so pretexto de defender la “democracia y los derechos humanos”, y así ha estado convirtiendo el mundo en una “fuente de confusión y guerra”.

No obstante, ha destacado Wang, el mundo solo reconocerá la paz cuando el país norteamericano deje de “interferir en los asuntos de otros países”. “Es importante que EE.UU. reconozca esto lo antes posible”, ha asegurado.

 

En particular, ha aseverado que lo más importante en las relaciones entre Pekín y Washington es respetar al principio de no injerir en los asuntos internos, lo que constituye en sí una disposición clara de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y un principio fundamental de todas las relaciones internacionales.

China y Taiwán viven una escalada de tensiones por distintos asuntos, entre ellos, los esfuerzos separatistas de las autoridades taiwanesas —especialmente de la presidenta, Tsai Ing-wen, que se opone al principio de una sola China— y el apoyo militar y político que recibe la isla de EE.UU.

El gigante asiático ha aumentado en los últimos meses sus actividades militares cerca de Taiwán, como una muestra de firmeza en su rechazo de las políticas separatistas de la cúpula gobernante en Taipéi, además de ser una especie de advertencia a EE.UU. para que abandone los contactos diplomáticos y el apoyo militar a la isla.

Mientras tanto, la Administración Biden ha prometido seguir brindando soporte a Taiwán. En esta línea, ha enviado sus portaviones al mar de la China Meridional.

mrp/anz/tmv/mkh