• El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, en una rueda de prensa, 18 de marzo de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 28 de abril de 2020 17:55
Actualizada: jueves, 30 de abril de 2020 2:19

La Cancillería de China rechaza “falaces” acusaciones de EE.UU. sobre haber enviado material médico defectuoso a este país en medio de la crisis de la COVID-19.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, dijo el lunes, en una entrevista concedida a la cadena local Fox News, que China retiene, supuestamente, suministros de equipos de protección personal durante la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, y exporta a EE.UU. pruebas de anticuerpos “falsas” y “de baja calidad”.

“Navarro miente de forma constante, sin ningún tipo de credibilidad”, ha manifestado este martes el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Geng Shuang, a modo de respuesta a las afirmaciones del funcionario estadounidense.

Al afianzar sus declaraciones, Geng ha hecho referencia a que Navarro citó anteriormente a un experto falso para respaldar sus afirmaciones sobre la supuesta amenaza que suponía China para la economía estadounidense.

 

De hecho, se desveló a principios de octubre de 2019 que Navarro había citado en sus publicaciones a un supuesto inversor formado en la Universidad de Harvard, con una postura muy dura respecto a China, llamado “Ron Vara”; el propio Navarro admitió posteriormente haberse inventado a dicho personaje.

Subrayando todo esto, el vocero de la Cancillería china ha asegurado que, “por la misma razón, lo que dijo esta vez no son más que mentiras y falacias, que son completamente ficticias”.

Desde el comienzo del brote del nuevo coronavirus, el Gobierno de EE.UU., presidido por Donald Trump, ha emprendido una guerra propagandística contra China, refiriéndose al virus como un “virus chino”.

Asimismo, Washington ha acusado en reiteradas ocasiones a las autoridades chinas de “ocultar información crucial” sobre el desarrollo del brote en el país asiático y la cantidad de contagios.

Refutando todas esas imputaciones, Pekín ha advertido de los intentos de Washington por politizar la pandemia y le ha recordado a Trump que su enemigo es el coronavirus, no China.

tqi/anz/myd/rba