• El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, gesticula con su dedo de modo amenazante en una rueda de prensa en Pekín, la capital china.
Publicada: martes, 11 de diciembre de 2018 8:40
Actualizada: miércoles, 12 de diciembre de 2018 2:22

El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, ha asegurado este martes que Pekín no tolerará el acoso a sus ciudadanos en otros países.

“Nos preocupamos constantemente por la seguridad y el bienestar de cada uno de nuestros connacionales en el extranjero. China no se quedará indiferente ante el hostigamiento de sus ciudadanos y la violación de sus derechos legales”, ha advertido Wang, según informa este martes la cadena estatal china CGTN.

El jefe de la Diplomacia china ha recalcado que el país asiático no escatimará ningún esfuerzo para salvaguardar los derechos legítimos de los ciudadanos chinos fuera de sus fronteras al subrayar que las autoridades chinas se esmerarán para que la justicia sea justa para estos conciudadanos que se encuentran en cualquier rincón del mundo.

Sus declaraciones van en relación al arresto de la directora financiera e hija del fundador de Huawei, Meng Wanzhou, por Canadá a petición del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump.

Nos preocupamos constantemente por la seguridad y el bienestar de cada uno de nuestros connacionales en el extranjero. China no se quedará indiferente ante el hostigamiento de sus ciudadanos y la violación de sus derechos legales”, advierte el canciller chino, Wang Yi, en alusión a la detención de la directora financiera e hija del fundador de Huawei, Meng Wanzhou, por Canadá.

 

Meng, de 46 años, fue detenida en Vancouver el 1 de diciembre para investigarla por supuesta utilización de la empresa SkyCom para burlar las sanciones impuestas a Irán.

China espera que la Justicia canadiense se pronuncie sobre la petición de libertad bajo fianza para la directora financiera de Huawei presentada por Pekín luego de que la Cancillería del gigante asiático convocara al embajador canadiense en su país para advertirle de “graves consecuencias”, si Ottawa se negara a liberar a Meng.

Desoyendo al mundo, Washington se salió en mayo pasado del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 por Teherán y el Grupo 5+1, que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, y decidió reimponer las sanciones antiraníes que fueron retiradas en virtud del pacto.

La detención de la ejecutiva de Huawei tiene lugar mientras Washington y Pekín libran una guerra arancelaria, que podría escalar, pese a la tregua pactada el sábado entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, al margen de la reciente cumbre del G20 en Argentina.

krd/ktg/nlr/mkh

Comentarios