• El primer ministro canadiense, Justin Trudeau (izda.), se reúne con el presidente de EE.UU., Donald Trump, en la Casa Blanca, 13 de febrero de 2017.
Publicada: jueves, 31 de mayo de 2018 6:45

Canadá prepara una lista de opciones para confrontar eventuales aranceles al aluminio y acero que anunciará este viernes el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Dos fuentes gubernamentales indicaron el miércoles al portal local Global News que Ottawa trabajará en implementar una de esas opciones contra Washington, si la Casa Blanca se niega a exencionar a Canadá de tarifas que pretende imponer sobre las importaciones de acero y aluminio, luego de vencer su exención temporal.

Después de que Washington impusiera aranceles al acero y aluminio importados a fines de marzo y luego en abril, Canadá y la Unión Europea (UE) recibieron una exención temporal que expira mañana viernes 1 de junio. Ambos reclaman que esa exención sea permanente.

Pese a todo ello, la Administración canadiense, con Justin Trudeau como primer ministro, no contempla activar inmediatamente medidas vengativas contra Estados Unidos, sino tiene prevista anunciar primero su intención de actuar poco después de cualquier decisión que no sea la exención, según las fuentes consultadas que hablaron en anonimato.

Añadieron que el Gobierno contempla mantener reuniones con los ministros correspondientes para elegir la mejor opción de la lista ya preparada, si el resultado sea cualquier cosa excepto una exención temporal o permanente.

 

La misma jornada del miércoles, el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, aseguró que el bloque europeo se defenderá de los aranceles de Washington al aluminio y acero, aunque no desea una guerra comercial con EE.UU.

El pasado 8 de marzo el mandatario estadounidense firmó la orden que impone un impuesto del 25 % al acero y del 10 % al aluminio procedentes del exterior. Trump definió como objetivo de tal medida frenar abusos cometidos por países como China, si bien su decisión afectará a muchas otras naciones, varias de ellas ubicadas en Europa.

Al día siguiente, la UE advirtió de los severos efectos negativos que tendría la imposición de aranceles y amenazó con responder en 90 días a esa medida si no quedaba eximida de la misma.

ask/lvs/mkh

Comentarios