• Presidente de la Cámara de Diputados de Brasil acepta pedido de juicio político contra Rousseff
Publicada: jueves, 3 de diciembre de 2015 0:08
Actualizada: jueves, 3 de diciembre de 2015 6:02

El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil ha autorizado este miércoles la apertura de un juicio político contra la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, quien ha señalado la improcedencia del pedido.

"Es autorizar la apertura, no dar un juicio de mérito; será la comisión especial la que podrá acoger o rechazar el pedido de impeachment (juicio político)”, ha declarado el presidente de la Cámara baja, Eduardo Cunha, a los periodistas.

Es autorizar la apertura, no dar un juicio de mérito; será la comisión especial la que podrá acoger o rechazar el pedido de impeachment (juicio político)”, ha declarado el presidente de la Cámara baja de Brasil, Eduardo Cunha.

Igualmente Cunha, acusado de corrupción en el marco de la estatal Petrobras, ha asegurado que esa decisión delicada (para él) no le ha producido ninguna felicidad, ya que su país vive una situación difícil tanto en el contexto económico como en la política.

Por otra parte, como segundo paso del citado proceso, una comisión de diputados deberá analizar la decisión de Cunha, cuya conclusión será votada por el plenario de la Cámara.

Rousseff será apartada del poder si se registran 342 aprobaciones entre el total de 513 diputados. Luego la mandataria de Brasil será juzgada por el plenario del Senado, y si 54 de los 81 diputados de la Cámara alta están de acuerdo, será sustituida por su vicepresidente, Michel Temer, hasta que se celebren las próximas elecciones presidenciales en el país suramericano en 2018.

El jefe de la Cámara baja de Brasil, del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), ha decidido pasar a la acción después de haber recibido numerosas solicitudes, por parte de un grupo de juristas independientes, para enjuiciar políticamente a Rousseff.

Tengo la convicción y la absoluta tranquilidad en cuanto a la total improcedencia de ese pedido, así como de su justo archivo. No podemos dejar que conveniencias e intereses indefendibles debiliten la democracia y la estabilidad de nuestro país", ha señalado la mandataria brasileña, Dilma Rousseff.

Ante todos estos hechos, el analista político brasileño Beto Almeida ha explicado que aun falta un proceso de votación dentro de la Cámara de Diputados para que se abra el proceso de juicio político contra la mandataria, lo que podría tomar tiempo.

En respuesta a la decisión de Cunha, Rousseff ha destacado, en un discurso a la nación de Brasil, la improcedencia del pedido de juicio político en su contra por supuestas irregularidades fiscales ocurridas en 2015.

"Tengo la convicción y la absoluta tranquilidad en cuanto a la total improcedencia de ese pedido, así como de su justo archivo. No podemos dejar que conveniencias e intereses indefendibles debiliten la democracia y la estabilidad de nuestro país", ha señalado.

Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pronuncia un discurso en el Palacio de Planalto, en la ciudad capitalina de Brasilia, 2 de noviembre de 2015.

 

La misma jornada los diputados del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) han anunciado, por su parte, que votarán a favor de la apertura de una investigación contra Cunha en el Congreso, cuyo resultado podría poner fin a su mandato.

El martes Cunha amenazó con un procedimiento de destitución contra la presidenta brasileña para evitar el voto en su contra en el Consejo de Ética por parte del partido gobernante.

El pasado 10 de octubre la oposición brasileña exigió la dimisión de Cunha, una vez que la Justicia de Suiza informara al susodicho del bloqueo de sus cuentas bancarias

El 13 de octubre, el Tribunal Supremo Federal (TSF) de Brasil frenó el procedimiento planteado por Cunha para llevar a Rousseff ante los tribunales, al considerar la corte que no se estaban siguiendo los pasos mencionados en la Constitución al respecto.

tqi/anz/hnb

Comentarios