• Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, participa en un acto en el Palacio Planalto de Brasilia, capital, 10 de marzo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 20 de marzo de 2021 18:21

La Fiscalía de Brasil ha solicitado al Tribunal de Cuentas de la Unión la sustitución de Bolsonaro por el vicepresidente, durante la gestión de la pandemia.

El vicefiscal general del Ministerio Público, Lucas Furtado, exigió el viernes al Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) que “destituya cautelosamente al presidente de la República (Jair Bolsonaro) de funciones y competencias administrativas y jerárquicas relacionadas con el mando de los Ministerios de Salud, Hacienda, Casa Civil y otros eventualmente identificados como responsables de inercia y omisión en la implementación de políticas de salud pública en el combate a la pandemia de la Covid-19”.

Al respecto, hizo hincapié en que es “inaceptable” que toda la estructura federal de atención a la salud se mantenga ineficaz, debido a disputas y caprichos políticos, mientras el pueblo sufre factores previsibles y evitables de la crisis sanitaria. Además, denunció que la mala gestión de Bolsonaro causará daños a las arcas públicas si no hay servicio a la población durante la pandemia.

Furtado expresó que es necesario adoptar medidas que induzcan un “nivel mínimo de efectividad” para actuar por parte de los organismos federales encargados de los servicios de salud.

 

Su petición se basa en el Artículo 44 de la Ley Orgánica del TCU, que permite suspensión provisional de un responsable en el caso de que existan indicios suficientes de que el funcionario pueda retrasar o dificultar la realización de auditoría o inspección, causando nuevos daños al erario o imposibilitar su resarcimiento.

En este sentido, exigió que el TCU reconozca “la legitimidad, la competencia administrativa y la autoridad” del vicepresidente, Hamilton Mourao, para nombrar a funcionarios responsables de dichos Ministerios.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha contradicho las directrices de los expertos y las autoridades de salud pública. Asimismo, es fuertemente criticado por sus sorprendentes declaraciones respecto a la pandemia. Líderes opositores en la Cámara de Diputados de Brasil, científicos y médicos exigen un proceso de destitución contra el mandatario por el colapso sanitario.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Brasil, 11 780 820 personas se han contagiado y 287 499 perdido la vida a causa del coronavirus.

mdh/ybm/mkh