• Los expresidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, en una rueda de prensa.
Publicada: sábado, 12 de septiembre de 2020 17:52
Actualizada: sábado, 12 de septiembre de 2020 18:21

Los expresidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff defienden la inocencia de Julian Assange y reclaman su liberación.

Julian Assange debe ser tratado como un héroe por haber denunciado al mundo los fraudes del Departamento de Estado estadounidense”, señaló el viernes Lula en una entrevista a un programa británico.

El líder brasileño instó a todos los países y defensores de los derechos humanos que se esfuercen para evitar que el fundador del sitio WikiLeaks, un sitio especializado en filtraciones, sea extraditado a EE.UU.

Por su parte, la expresidenta Rousseff aseveró que la extradición del periodista australiano a EE.UU. pone en riesgo su vida.

Está siendo perseguido y aplastado por una máquina de mentiras manipulada por la ley, y está a punto de ser condenado en nombre de la barbarie”, sostuvo en una carta publicada el viernes en su página web.

 

Estados Unidos acusa a Assange de espionaje por difundir en 2010 más de 700 000 documentos clasificados que revelaban crímenes del país norteamericano. La imputación podría costarle 175 años en prisión. Actualmente se encuentra en una prisión en Londres, capital británica, mientras se decide su extradición.

Las filtraciones más impactantes de Assange son: los crímenes de guerra de EE.UU. en Afganistán e Irak, las violaciones y torturas en la cárcel de Guantánamo y el espionaje de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) a teléfonos, autos y computadoras de civiles, etc.

Assange estuvo desde 2012 refugiado en la embajada de Ecuador en Londres. No obstante, el Gobierno de Lenín Moreno le retiró el asilo el pasado 11 de abril y la Policía británica lo detuvo ese mismo día por violar en 2012 la libertad condicional.

msm/hnb/nii/