• Candidatos presidenciales brasileños participan en un debate electoral organizado por un medio local, 4 de octubre de 2018.(Fuente: AFP)
Publicada: viernes, 5 de octubre de 2018 15:44

Fernando Haddad advierte del peligro que representaría para la democracia brasileña una hipotética presidencia de Bolsonaro, que defiende la política de Temer.

Durante el último debate de la campaña electoral brasileña, concluido en la madrugada de este viernes, a tres días de las presidenciales, Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT), ha hablado de economía, petróleo y corrupción, así como sobre la grave situación social generada por la política económica y las reformas impulsadas por el Gobierno del presidente saliente, Michel Temer.

Al respecto, el exalcalde de São Paulo ha criticado la política de Temer y ha opinado sobre la actitud de los aspirantes que guardan relación con él, como Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña, Henrique Meirelles, del Movimiento Democrático Brasileño, y en particular Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), quien no estuvo presente en el debate. 

“La única manera de reanudar el crecimiento de la economía es incluir a los pobres en el presupuesto, como ya hemos hecho con gran éxito”, aseveró el sucesor del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, en alusión a la experiencia de los Gobiernos petistas que llevaron al crecimiento económico del país.

“Nuestros Gobiernos han puesto a los pobres en el presupuesto. Creamos Mi Hogar Mi Vida, El Bolso de la Familia, ProUni, La Luz para Todos, las universidades federales (…) Y vamos a insertar a los pobres de nuevo desde el 1 de enero”, agregó el candidato del PT.

La única manera de reanudar el crecimiento de la economía es incluir a los pobres en el presupuesto, como ya hemos hecho con gran éxito”, dice Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil.

 

Además, el también exministro de Educación recordó que la compañía petrolera estatal Petrobas se valorizó, pasando de 15 mil millones a 80 mil millones de dólares, y que se estaba invirtiendo en la industria petrolera.

Sobre la situación petrolera del país, Haddad prometió recuperar el petróleo que el Gobierno de Temer entregó al mercado extranjero, así como financiar la salud y la educación con las ganancias de la petrolera.Retomaremos los ingresos del petróleo para la salud y la educación”, aseguró.

Cabe mencionar que, de acuerdo con el último sondeo difundido por el instituto Ibope, Haddad cuenta con el 21 % de las intenciones de voto, mientras que Bolsonaro obtendría un 31 % de los sufragios.

No obstante, en una eventual segunda vuelta, que se celebraría en caso de que ninguno de los candidatos obtenga más del 50 % de los votos en la primera (prevista para pasado domingo), el ultraderechista Bolsonaro y el heredero de Lula da Silva aparecen técnicamente empatados, con un 42 % de los apoyos del electorado.

Lula da Silva designó el pasado 11 de septiembre a Haddad para que lo reemplazara como candidato en las presidenciales e invitó al pueblo brasileño a votar por él para responder a quienes sabotearon la democracia en el país suramericano.

nlr/mla/snz/alg

Comentarios