• Lula se entrega a la justicia y será trasladado a Curitiba
Publicada: sábado, 7 de abril de 2018 22:03
Actualizada: martes, 10 de abril de 2018 2:28

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva se ha entregado este sábado a la policía, para empezar a cumplir una pena de más 12 años de cárcel por corrupción, mientras una multitud le gritaba ‘No te entregues’ cuando dejaba el recinto donde estaba atrincherado desde hacía dos días.

Las imágenes de la cadena brasilera TV Globo muestran a Lula que sale a pie de la sede sindical de Sao Bernardo do Campo, en el estado sureño de Sao Paulo, y luego sube a un vehículo que, según el reporte, es de la Policía Federal.

En Sao Paulo se mantienen las manifestaciones en apoyo a Lula, mientras que cerca de la prisión de Curitiba una vigilia permanente espera la llegada del líder del Partido de los Trabajadores (PT) como muestra de solidaridad. Los simpatizantes de Lula rechazan la orden de prisión y exigen respeto a la democracia en el país. 

En Curitiba (sur), la ciudad donde oficia el magistrado del caso Lava Jato, Sérgio Moro, lo espera una celda de unos 15 metros cuadrados, con baño privado y derecho a dos horas diarias de aire libre.

Moro le había ofrecido la posibilidad de presentarse “voluntariamente” en Curitiba antes del viernes a las 17H00, pero el exsindicalista ignoró ese plazo y prefirió permanecer en su búnker sindical, rodeado por miles de personas que le expresan apoyo día y noche.


Así y todo, “no es un prófugo”, explica el juzgado de Moro, dado que el plazo no era un ultimátum y tampoco buscó sustraerse a ninguna operación para detenerlo.

La detención de Lula ocurre luego de que Moro dictara una orden, tras el rechazo a la solicitud de habeas corpus para permanecer en libertad y continuar con su precandidatura presidencial.

El Supremo Tribunal Federal (STF) negó el pasado 4 de abril el recurso introducido por la defensa de Lula, con seis votos en contra y cinco a favor, lo que permitió al juez Moro determinar la privativa de libertad.

La defensa del líder socialista presentó el viernes una medida cautelar ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) con el fin de frenar la detención hasta el agotamiento del proceso judicial. 

lvs/ncl/bhr/mkh

Comentarios