• La expresidenta de facto de Bolivia, Jeannine Áñez, es escoltada por los policías luego de ser arrestada, La Paz, 13 de marzo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 28 de marzo de 2021 4:59

La Cancillería de Bolivia critica la intromisión y las declaraciones de Estados Unidos respecto a la detención de la expresidenta de facto Jeanine Áñez.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, pidió el sábado la liberación de Áñez —detenida el 13 de marzo por “sedición”, “terrorismo” y cargos vinculados con el golpe de Estado de 2019—, y expresó su preocupación por presuntos “indicios de comportamiento antidemocrático” en Bolivia.

“Este tipo de pronunciamientos son una desafortunada muestra de injerencia en asuntos internos”, dijo el Ministerio boliviano de Asuntos Exteriores mediante un comunicado emitido el mismo sábado.

La nota apostilló que los comentarios de Blinken no contribuyen al desarrollo de relaciones basadas en el respeto entre EE.UU. y Bolivia, además de violar la “institucionalidad” que alega defender Washington, indicó.

 

Según el texto, Bolivia “recuperó la democracia” con la llegada de Luis Arce a la Presidencia del país tras ganar las elecciones generales de 2020, lo que restableció “la plena vigencia de los derechos y garantías constitucionales y los definidos por el derecho internacional de los derechos humanos”.

Igualmente, la Cartera boliviana expresó su disposición para sostener diálogos y fortalecer sus lazos con todo el mundo fundamentadas en el “respeto a su soberanía y autodeterminación”.

En noviembre de 2019, el exmandatario Evo Morales dimitió tras un golpe de Estado en su contra orquestado, según informes, por Estados Unidos y la oposición boliviana, so pretexto de la existencia de un fraude electoral.

Áñez asumió el cargo en aquel entonces, pese a no cumplir con los requisitos constitucionales, lo que provocó protestas masivas y una brutal represión policial. Al mismo respecto, el presidente boliviano anunció el viernes una campaña internacional contra el golpe de Estado de 2019 y las intromisiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

ftn/ctl/mkh