• Morales critica a países ‘detrás del imperio’ en América Latina
Publicada: lunes, 13 de agosto de 2018 22:17
Actualizada: lunes, 13 de agosto de 2018 23:05

El presidente de Bolivia, Evo Morales, condena las acciones de ciertos países, como Colombia, en apoyo al ‘imperio’ (EE.UU.) para desintegrar Sudamérica.

“Ahora algunos plantean desintegrar a Sudamérica, de verdad los latinoamericanos soñamos en una región tan integrada, teniendo tantos recursos naturales. Aprovecho la oportunidad hermanos gobiernos, nuevas autoridades, a pensar seriamente en la integración de Sudamérica y de toda América Latina”, advierte el mandatario en su discurso de homenaje al fallecido líder cubano Fidel Castro por el 92 aniversario de su nacimiento, en un acto celebrado este lunes en El Alto (oeste).

Morales ha criticado la decisión del nuevo Gobierno de Colombia, presidido por Iván Duque, de retirar a su país de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), aduciendo supuesto apoyo de este órgano regional al Ejecutivo de Venezuela.

Para el dignatario andino la medida del Gobierno de Bogotá, a la que se han sumado otros países (Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú) por la falta de secretario general en la Unasur, busca “desintegrar” la región, mientras que “estar detrás del imperio” no tendrá ningún resultado.

Ahora algunos plantean desintegrar a Sudamérica, de verdad los latinoamericanos soñamos en una región tan integrada, teniendo tantos recursos naturales. Aprovecho la oportunidad hermanos gobiernos, nuevas autoridades, a pensar seriamente en la integración de Sudamérica y de toda América Latina”, alerta el presidente de Bolivia, Evo Morales.

 

Morales también ha resaltado que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es “otra OEA (Organización de Estados Americanos) sin Estados Unidos” y ha llamado a cuidarla por constituir un mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política del que forman parte 33 países de América Latina y el Caribe.

La Unasur, cuya presidencia temporal está a cargo de Bolivia, se estableció el 23 de mayo de 2008 como un medio de concertación para reforzar la integración sudamericana. Este órgano vive una situación muy conflictiva por varios problemas como la falta de consenso para designar al secretario general. 

Por su parte, el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, ha criticado a los líderes de la derecha que gobiernan América del Sur y ha llamado a tener un “poquitico de consciencia suramericana”.

fgh/ncl/krd/hnb

Comentarios