• El ministro de finanzas del régimen israelí, Moshe Kahlon, habla en un acto oficial en Tel Aviv.
Publicada: martes, 21 de mayo de 2019 16:54
Actualizada: martes, 21 de mayo de 2019 17:29

Una delegación israelí planea viajar en junio a Baréin para participar en una conferencia impulsada por EE.UU. sobre el llamado “acuerdo del siglo”.

Según informó el lunes el Canal 13 de la televisión israelí, el Gobierno de Estados Unidos “ha invitado” a unos funcionarios y empresarios del régimen de Tel Aviv a asistir al “foro económico” que se celebrará los días 25 y 26 del próximo mes de junio en la ciudad de Manama, la capital de Baréin.

“La invitación está de camino a Israel por los canales del correo diplomático”, ha informado la cadena, citando a un funcionario de alto rango, para después indicar que “se espera que Israel acepte la invitación”.

La Casa Blanca anunció el domingo la convocatoria de un taller titulado ‘Paz hacia la Prosperidad’ en Manama, en el que participarán organismos oficiales a fin de “atraer inversiones económicas a Palestina” que apuntalen el llamado “acuerdo del siglo”. 

De acuerdo con Washington, esta cumbre sería la primera fase del “acuerdo del siglo, nombre elegido por el presidente estadounidense, Donald Trump, para su supuesto plan de paz para resolver el conflicto palestino-israelí en Oriente Medio.

La invitación (a la cumbre de Baréin) está de camino a Israel por los canales del correo diplomático”, ha informado el Canal 13 de la televisión israelí.

 

Por su parte, el diario Times of Israel ha informado de que el ministro de finanzas del régimen israelí, Moshe Kahlon, se encuentra entre los delegados israelíes que fueron invitados a asistir a la referida cumbre. Mientras tanto, el portavoz de Kahlon, Omri Sheinfeld, ha indicado que aún no han recibido una invitación formal al evento.

Esto mientras que las autoridades palestinas han aclarado que no aceptarán la ‘extorsión’ de EE.UU. con el foro de Baréin, subrayando que “la solución al conflicto en Palestina es solamente política” y debe “basarse en poner fin a la ocupación” israelí.

Varios informes han revelado que los principios del llamado plan de paz estadounidense niegan, de hecho, el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados tras la formación del régimen israelí, entre otras medidas prosionistas, mientras que ni siquiera contemplan que haya un Estado palestino separado y soberano.

myd/anz/snz/rba

Comentarios