• El ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman, durante una reunión con altos mandos militares, 5 de septiembre de 2018.
Publicada: domingo, 23 de septiembre de 2018 22:39
Actualizada: lunes, 24 de septiembre de 2018 0:18

Israel continuará sus operaciones contra el Ejército de Siria y sus aliados, pese al incidente con el derribo de un avión ruso Il-20, dice Avigdor Lieberman.

“Actuamos con discreción y responsabilidad (…) Nada ha cambiado y nada cambiará. Esta es nuestra política”, ha dicho este domingo el ministro de asuntos militares del régimen israelí, Avigdor Lieberman, en declaraciones a la emisora de la radio local Kan.

Lieberman ha asegurado que el régimen continuará las operaciones en Siria contra los asesores militares de Irán y los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), agregando que “no permitiremos que el territorio sirio se convierta en un frente para Irán”.

A petición de Damasco, Teherán ha enviado asesores militares al país árabe para poner al servicio del Ejército sirio su experiencia en el campo de batalla. A su vez, las autoridades sirias han agradecido en reiteradas ocasiones al país persa su apoyo a la lucha antiterrorista.

Actuamos con discreción y responsabilidad (…) Nada ha cambiado y nada cambiará. Esta es nuestra política”, ha dicho el ministro de asuntos militares del régimen de Israel, Avigdor Lieberman, sobre la continuación de las operaciones del régimen de Tel Aviv contra el Ejército de Siria y sus aliados.

 

El ministro israelí ha añadido que Israel y Rusia realizan diálogo permanente sobre el derribo del Il-20 y que el “Ejército del Gobierno de Siria, presidido por Bashar al-Asad es responsable del incidente”.

A su vez, Al-Asad, ha atribuido a Israel la responsabilidad de la caída del avión militar ruso. “Este desafortunado incidente es resultado de la arrogancia y el desenfreno israelí”, que recurre a cualquier medio para lograr sus objetivos y efectuar agresiones en la región de Oriente Medio, ha señalado el mandatario sirio.

El 17 de septiembre, un avión de transporte militar ruso II-20 Coot dejó de emitir señales cuando sobrevolaba el mar Mediterráneo de regreso a la base aérea rusa de Hmeimim, en el oeste sirio, justo cuando cuatro cazas F-16I israelíes lanzaron un ataque contra objetivos sirios en la provincia costera de Latakia.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha calificado las acciones de Israel de intencionadas y hostiles, y ha subrayado que se reserva el derecho a responder adecuadamente.

snz/rha/myd/alg