• Carlos Sersale, el embajador argentino en Londres, capital británica, durante un discurso, 26 de junio de 2014.
Publicada: lunes, 17 de diciembre de 2018 18:54

El embajador argentino en Londres reconoce la soberanía británica sobre las Malvinas, desatando un escándalo por la política de Macri acerca de las islas.

En un mensaje en su cuenta en Twitter, el embajador argentino en Londres (capital británica), Carlos Sersale, ha reconocido la soberanía del Reino Unido sobre las islas al referirse a funcionarios británicos allí designados como “máximas autoridades de la isla”, una designación que le corresponde al Gobierno argentino, de acuerdo con su posición en la la disputa de soberanía abierta.

La declaración ha desatado un escándalo diplomático. Según la exembajadora argentina Alicia Castro, este hecho no solo es inédito, puesto que ningún diplomático argentino se había expresado de esa manera desde la usurpación por Londres de 1833, sino que, además, “compromete la negociación de Argentina con el Reino Unido”.

En una entrevista con Radio 10 reflejada este lunes por el diario local Página 12, Castro ha advertido de que este reconocimiento “sin dudas puede ser utilizado por la parte británica en futuras negociaciones”, puesto que “afianza la presencia británica”.

La exembajadora ha excluido la posibilidad de que el embajador se pronunciara de tal manera por “un error” diplomático y ha hecho alusión a una recurrencia de declaraciones similares que echan un manto de sospecha sobre la postura del Gobierno de Mauricio Macri en la cuestión Malvinas.

Además, la exfuncionaria ha recordado el acuerdo Foradori-Dunkan entre Argentina y el Reino Unido de diciembre de 2016, con el que “el Gobierno está deliberadamente favoreciendo los intereses británicos”, y asimismo los vuelos que se harán desde la Argentina hasta Malvinas y con los cuales, según Castro, “el país no gana nada”, porque no lo hará una línea argentina, sino las de propiedad extranjera que operan en el país austral.

“Ceder es conocer muy mal a los británicos, que aumentaron la militarización en el archipiélago y determinaron que los vuelos se hagan por terceros países, no por una empresa argentina”, ha advertido la diplomática.

(Este reconocimiento) sin dudas puede ser utilizado por la parte británica en futuras negociaciones (...) y afianza la presencia británica”, ha dicho la exembajadora argentina Alicia Castro criticando el reconocimiento de funcionarios designados por el Reino Unido en las islas Malvinas por el embajador argentino en Londres, Carlos Sersale.

Una captura del tuit del embajador argentino en Londres, Carlos Sersale, que fue borrado por el mismo funcionario ante las críticas.

 

El Gobierno de Macri aún no se ha explicado sobre el escándalo, pero Sersale ha borrado ese mensaje ante la larga lista de respuestas y repudios, y lo ha remplazado con otro en el que incluye la foto pero quita la expresión de la discordia.

Argentina y el Reino Unido están involucrados en la disputa territorial sobre las Malvinas desde 1833, cuando el país europeo ocupó el archipiélago. El litigio llevó a ambos países a una guerra de 74 días en 1982. Desde entonces, la nación latinoamericana ha reivindicado la soberanía sobre las islas en distintos foros internacionales y ha instado a Londres a negociar para resolver la disputa, a lo que los británicos se niegan.

Tras llegar al poder Macri, en diciembre de 2015 anunció que se decantaría por una postura no “muy dura” sobre las Malvinas, en contraposición con la política de los Gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández (2003-2015). La oposición argentina ha criticado la pasividad del actual Ejecutivo ante esta cuestión.‎

tmv/mla/alg/rba

Comentarios