• Condiciones de hacinamiento en un centro de detención de inmigrantes en Arabia Saudí.
Publicada: sábado, 7 de mayo de 2022 9:41

Un informe denuncia que las autoridades saudíes ocultan violaciones de los derechos humanos cometidas contra los inmigrantes en sus centros de detención.

Un impactante informe publicado el viernes en el portal Middle East Eye (MEE) asegura que las autoridades del reino están ocultando violaciones generalizadas de los derechos humanos y condiciones atroces que sufren los inmigrantes en los centros de detención saudíes mientras continuaban arrestando a miles de inmigrantes africanos y yemeníes.

El portal de noticias citó a los inmigrantes etíopes que esperaban la deportación afirmando que las autoridades saudíes confiscan teléfonos y cualquier dispositivo que pudiera usarse para arrojar luz sobre su sufrimiento al mundo exterior.

“Vinieron aquí en busca de teléfonos porque no quieren que el mundo vea imágenes de nuestro sufrimiento aquí”, indicó Semir, un migrante etíope actualmente recluido en un centro en Riad, capital saudí, agregando que “cuando encontraban un teléfono, golpeaban al dueño con porras”.

Los etíopes detenidos dijeron que se les dio poco para comer, incluso en el sagrado mes de ayuno de Ramadán, y que los retuvieron durante meses en habitaciones putrefactas y abarrotadas.

“La gente se está volviendo loca aquí. Hay poca comida y muchos de nosotros no hemos estado al aire libre en casi nueve meses”, narró Nebil, un detenido en un centro en Riad. “Solíamos comer un trozo de pan tres veces al día. Desde el Ramadán, solo lo recibimos una vez, por la noche”, denunció.

 

El informe dice que la Policía saudí ha ordenado a las personas que iban a ser deportadas que firmaran acuerdos de confidencialidad que les prohibían hablar con los periodistas sobre sus desgarradoras experiencias.

Las impactantes revelaciones de estos migrantes sobre las lamentables condiciones en los centros de detención saudíes se corresponden con la evaluación de funcionarios de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y otras agencias de la ONU que apoyan los esfuerzos de socorro en los centros de recepción de retornados en Etiopía.

Los grupos de derechos humanos confirmaron en octubre de 2020 que los abusos y las muertes de migrantes eran habituales en los centros de detención saudíes.

La Iniciativa de Medición de Derechos Humanos (HRMI, por sus siglas en inglés), dirigida por activistas, investigadores y académicos, en su informe anual del año pasado, indicó que Arabia Saudí era el segundo peor país en derechos humanos (después de México) de 36 países registrados.

tmv/mkh