• El príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, en un foro en Riad, la capital, 10 de diciembre de 2019. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 29 de enero de 2021 11:14

Arabia Saudí ha contratado a más de una decena de lobbies para ayudar a impulsar las relaciones con EE.UU. y mejorar su imagen ante el Gobierno de Joe Biden.

Según las presentaciones de registro de agentes extranjeros ante el Departamento de Justicia de EE.UU., Riad ha utilizado al menos 16 firmas “para restaurar en gran medida su máquina de influencia en la capital [de EE.UU., Washington D.C.] y en otras partes del país, y ayudar a impulsar las relaciones comerciales entre EE.UU. y Arabia Saudí”, reveló el miércoles la revista estadounidense Foreign Policy.

Los intentos de la monarquía árabe serán aún más cruciales durante el mandato del nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, cuya Administración decidió el miércoles congelar la venta de armas a Riad en espera de una revisión.

Conforme a la fuente, los agentes extranjeros contratados para cabildear en nombre de los intereses saudíes aparentemente han contribuido con casi 2 millones de dólares en donaciones políticas a candidatos federales, incluidos el expresidente de EE.UU. Donald Trump y Biden.

 

Entre estas firmas se encuentra Edelman, que favorece fuertemente a los candidatos demócratas en sus donaciones políticas y firmó un contrato de 225 000 dólares tras las elecciones de noviembre, para brindar servicios al controvertido proyecto impulsado por el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, a fin de construir la megaciudad futurista totalmente automatizada de “Neom”.

Las autoridades saudíes ya están en problemas por cuestiones como la devastadora guerra de su país contra Yemen, el trato que da a las mujeres y el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en la ciudad turca de Estambul.

De hecho, el príncipe heredero saudí ha perdido a uno de sus aliados más cercanos, es decir Trump y, ahora, considera varias medidas para mejorar las relaciones con la Administración de Biden; incluso ha recurrido al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para que medie ante el nuevo mandatario norteamericano.

ftn/ktg/fmk