• Saud al-Qahtani, importante asesor del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud.
Publicada: domingo, 24 de marzo de 2019 15:57

Un importante asesor del príncipe heredero saudí, que fue destituido por su papel en el asesinato de Khashoggi, ausente en las sesiones del juicio del caso.

Saud al-Qahtani, un asesor del círculo cercano a Muhamad bin Salman Al Saud, no está entre los 11 sospechosos del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, en un juicio en el que las audiencias se realizan en secreto en Riad, la capital saudí, ha informado este domingo Reuters, citando fuentes familiarizadas con los procedimientos.

El fiscal general de Arabia Saudí acusó en noviembre de 2018 a 11 sospechosos relacionados con el asesinato del periodista, crítico con la monarquía de los Al Saud, y dijo que al menos cinco de ellos podrían enfrentar la pena de muerte por “ordenar y cometer el delito”.  

EE.UU. incluyó a Al-Qahtani, también asesor de la corte real saudí, en la lista de las sanciones que había aprobado contra 17 oficiales por el caso Khashoggi.

Las fuentes, no obstante, aseguran que Al-Qahtani no está en el juicio ni ha hecho acto de presencia en ninguna de las cuatro sesiones judiciales convocadas desde enero, y ello a pesar de que la monarquía árabe había prometido llevar ante la justicia a los responsables del asesinato de Khashoggi, ocurrido el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí en Estambul (Turquía).

 

Dos fuentes de inteligencia regionales, incluida una turca, dijeron a Reuters, semanas después de que se cometiera el crimen, que Al-Qahtani dirigió el asesinato de Khashoggi vía Skype. “Tráiganme la cabeza del perro”, ordenó Al-Qahtani al escuadrón de 15 verdugos saudíes que habían viajado a Estambul.

El fiscal general saudí había afirmado con anterioridad que Al-Qahtani había coordinado el crimen con el subjefe de la Inteligencia del reino árabe, Ahmad al-Asiri. También había señalado que el asesor de Bin Salman se había reunido con los agentes acusados antes de su viaje a Turquía.

La Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) y algunos países occidentales opinan que el príncipe heredero saudí ordenó el asesinato de Khashoggi, algo que Riad niega.

La monarquía saudí ha sido blanco de fuertes presiones y críticas internacionales por el caso Khashoggi, un escándalo que empañó la imagen del joven príncipe heredero, provocó una fuga de inversores extranjeros del país y empeoró el negro historial de derechos humanos de la nación árabe.

ftm/anz/mkh

Comentarios