• Sede de la compañía israelí NSO Group Technologies en los territorios ocupados palestinos.
Publicada: lunes, 3 de diciembre de 2018 9:15

Un crítico saudí demanda a una compañía de software israelí, acusándola de colaborar con Riad en el asesinato de Khashoggi, informa The New York Times.

Según la demanda presentada por el disidente saudí Omar Abdulaziz, de 27 años y residente en Toronto (Canadá), la compañía israelí NSO Group Technologies ayudó al reino árabe a espiar por medio de su teléfono inteligente las comunicaciones que mantuvo con el periodista asesinado Jamal Khashoggi, que era su amigo, informó el domingo el periódico estadounidense The New York Times.

Por ello, Abdulaziz acusa a esa empresa cibernética israelí de colaborar con Riad en el asesinato del periodista en el consulado saudí en Turquía, del que —por las pruebas existentes, pese a no ser concluyentes, según ciertas fuentes— se hace responsable al príncipe heredero, Muhamad bin Salman.

En agosto, un grupo de investigación de la Universidad de Toronto que estudia la vigilancia en línea notificó a Abdulaziz que su teléfono podría haber sido pirateado y que Riad estaba detrás del espionaje que, según Abdulaziz, se llevó a cabo a través de una empresa israelí.

En términos más generales, la demanda también llama la atención sobre la alianza cada vez más abierta entre Israel,  Arabia Saudita y otras monarquías del Golfo Pérsico”, precisa el periódico estadounidense The New York Times, en alusión a la demanda que ha presentado un disidente saudí contra una compañía de software israelí por espionaje.

 

Esta demanda se suma a la de otros periodistas y activistas: acusan a NSO Group Technologies de ayudar a los Gobiernos de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y de México a espiar sus teléfonos inteligentes. A finales de noviembre, Amnistía Internacional (AI) pidió la suspensión de la firma por ofrecer a Riad un programa de espionaje.

The New York Times añadió en su artículo que la demanda implica más presión para NSO Group y para el régimen israelí; ese último por autorizar la venta de programas de espionaje a gobiernos extranjeros.

“En términos más generales, la demanda también llama la atención sobre la alianza cada vez más abierta entre Israel,  Arabia Saudita y otras monarquías del Golfo Pérsico”, precisó.

mtk/mjs/nii/

Comentarios