• El periodista asesinado saudí Jamal Khashoggi, fotografiado en una conferencia en Suiza en 2011.
Publicada: lunes, 3 de diciembre de 2018 8:59
Actualizada: martes, 4 de diciembre de 2018 22:02

El periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi quería crear un movimiento juvenil en las redes sociales para hacer frente a Arabia Saudí, según la cadena CNN.

El medio estadounidense, tras chequear unos 400 mensajes de Khashoggi enviados a través de la aplicación de WhatsApp al activista Omar Abdulaziz, que reside actualmente en Canadá, escribió el domingo que el periodista estaba estudiando la posibilidad de crear un movimiento juvenil ‘online’ para promover medidas contra autoridades de Riad.

“En los intercambios casi diarios entre octubre de 2017 y agosto de 2018, Khashoggi y Abdulaziz concibieron el plan de crear un ejército electrónico para involucrar a los jóvenes saudíes (…) y desacreditar la propaganda estatal en las redes sociales, aprovechando el perfil oficial de Khashoggi y la fuerza de 340 000 seguidores de Abdulaziz, de 27 años, en Twitter”, informó la cadena estadounidense CNN.

El medio recoge que, en un mensaje fechado en mayo de 2018, Khashoggi comparó al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, con un “animal comecocos que cuantas más víctimas come, más quiere”.

Abdulaziz comentó en declaraciones a la CNN que su compañero, destacado opositor de las políticas de Bin Salman, creía que este “es un problema” y que “este niño debe ser frenado”. Por consiguiente —añadió—, Khashoggi le prometió invertir una suma inicial de 30 000 dólares y conseguir el apoyo de “donantes ricos” para costear sus actividades opositoras a Riad.

En los intercambios casi diarios entre octubre de 2017 y agosto de 2018, [el periodista saudí asesinado Jamal] Khashoggi y [activista Omar] Abdulaziz concibieron un plan de formar un ejército electrónico para involucrar a jóvenes saudíes […] y desacreditar la propaganda estatal en las redes sociales, aprovechando el perfil oficial de Khashoggi y la fuerza de 340 000 seguidores de Abdulaziz, de 27 años, en Twitter”, informó la CNN.

 

En agosto Abdulaziz le dijo a Khashoggi que se había enterado de que los funcionarios del Gobierno saudí estaban al tanto de sus planes, a lo que el columnista de The Washington Post contestó: “qué Dios nos ayude”. Dos meses después, Khashoggi fue asesinado en el consulado saudí en Estambul (Turquía).

El diario estadounidense The Washington Post reveló en un informe que los resultados de las investigaciones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) sobre el caso Khashoggi concluían que el príncipe heredero saudí ordenó casi con toda seguridad matar al columnista crítico con la monarquía de los Al Saud y envió a varios de sus agentes para realizar tal tarea.

Viendo cómo se estaba desarrollando el caso del asesinato de su compañero, Abdulaziz habló, por primera vez, en noviembre de sus contactos con Khashoggi, después de enterarse de que su teléfono fue hackeado por orden de Riad por medio de un programa espía militar, apuntó la CNN.

Bin Salman es, a su vez, el principal responsable de la agresión saudí a Yemen y, por ende, de la peor crisis humanitaria del mundo y también del “secuestro” del premier libanés, Saad Hariri, en 2017.

krd/mjs/nii/

Comentarios