• El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, 15 de abril de 2018.
Publicada: martes, 22 de mayo de 2018 16:58
Actualizada: martes, 22 de mayo de 2018 18:25

Un príncipe saudí exiliado en el extranjero llama a dos hermanos influyentes del rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, a realizar un golpe de Estado en el reino árabe y evitar que la actual estructura gobernante, dirigida por su hijo, Muhamad bin Salman, haga más daño a la monarquía árabe.

El príncipe Jaled bin Farhan, que está en el exilio político en Alemania desde 2013, ha alentado a Ahmed bin Abdulaziz y a Muqrin bin Abdulaziz, a usar sus influencias en la familia real y los militares saudíes para deponer al actual monarca saudí.

“Llamo a mis tíos Ahmed y Muqrin, que son los hijos de Abdulaziz (…) para que hagan algo por cambiar las cosas”, indicó Bin Farhan en una entrevista concedida el lunes al portal web Middle East Eye, para después pedirles que salven al reino árabe de la tutela “irracional, errática y estúpida” del rey Salman.

Además, resaltó que si estos dos príncipes influyentes se unen contra el actual monarca saudí, “entonces el 99 % de los miembros de la familia real, los servicios de seguridad y el Ejército (del país árabe) les respaldarán”.

Asimismo, agregó que había recibido una gran cantidad de correos electrónicos de altos funcionarios dentro de la Policía y del Ejército saudíes para que se “tome una iniciativa para cambiar la situación actual”.

Llamo a mis tíos Ahmed y Muqrin, que son los hijos de Abdulaziz (…) para que hagan algo por cambiar las cosas”, indicó el príncipe saudí Jaled bin Farhan, que está en el exilio político en Alemania desde 2013.

 

Este llamado a un golpe de Estado se produce mientras continúa la misteriosa desaparición del príncipe heredero, Muhamad bin Salman al Saud, en los actos políticos del país desde los tiroteos ocurridos frente el palacio del rey saudí, a mediados del mes de abril.

Una serie de informes secretos filtrados y publicados en varios medios de comunicación señalan que el príncipe Bin Salman puede estar malherido o muerto.

Desde la llegada al poder del rey Salman, su hijo Muhamad se ha convertido en un hombre poderoso tras ser nombrado príncipe heredero, pese a las severas críticas de otros príncipes.

Las críticas aumentaron cuando un gran número de príncipes de la familia real fueron detenidos en el marco de una supuesta “campaña anticorrupción” encabezada por Bin Salman, considerada por los analistas como una “purga” política.

myd/anz/fdd/rba

Comentarios