• Policía alemana detiene a Puigdemont y lo lleva a una comisaría
Publicada: domingo, 25 de marzo de 2018 10:56
Actualizada: domingo, 25 de marzo de 2018 16:56

La Policía alemana ha detenido al destituido presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, cuando este intentaba cruzar en coche la frontera desde Dinamarca para volver a Bélgica, en aplicación de la euroorden de detención cursada por la Justicia española, según informes.

En un mensaje difundido este domingo en su cuenta de la red social Twitter, Jaume Alonso Cuevillas, el abogado del cesado líder catalán, ha asegurado que Puigdemont “ha sido detenido” cuando intentaba cruzar la frontera alemana desde Dinamarca por una carretera en dirección a Hamburgo (norte de Alemania), desde donde tenía la intención de regresar a Bélgica.

La interceptación se ha producido poco antes de este mediodía (hora local) en el estado de Schleswig-Holstein, el único que hace frontera con Dinamarca.

En este sentido, Cuevillas ha explicado que el expresidente de la Generalitat permanece retenido por la policía de Alemania a la espera de que se practiquen las “comprobaciones” oportunas en relación con la orden de detención que tiene pendiente. 

El presidente (Carles Puigdemont) se dirigía a Bélgica para ponerse, como siempre, a disposición de la Justicia belga”, dice Jaume Alonso Cuevillas, el abogado del expresidente catalán, después de su detención por la Policía Alemana.

El letrado, asimismo, ha señalado en otro tuit que el trato dispensado por los agentes alemanes ha sido “correcto en todo momento” y que su cliente aun se encuentra en comisaría. “El presidente se dirigía a Bélgica para ponerse, como siempre, a disposición de la Justicia belga”, ha agregado.

El cesado presidente de la Generalitat había viajado a Finlandia este fin de semana para mantener contactos con varios diputados y dar una conferencia en la Universidad de Helsinki.

No obstante, de acuerdo con varios informes, el exlíder catalán adelantó su regreso el viernes, poco después de que el juez del Tribunal Supremo de España, Pablo Llarena, enviara a Finlandia una orden internacional de detención en su contra. Desde entonces, se desconocía su paradero.

Contra Puigdemont pesan acusaciones de rebelión, sedición y malversación de fondos a raíz de la declaración de independencia del 27 de octubre, que resultó en la aplicación del artículo 155 de la Constitución española por parte del Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, para disolver el Parlament, cesar al Govern y convocar comicios.

fmk/anz/alg

Commentarios