• Afganos condenan las redadas nocturnas de EE.UU. en la provincia oriental de Maidan Wardak, que han dejado una sangrienta huella en la zona, 10 de marzo de 2019.
Publicada: domingo, 10 de marzo de 2019 14:39
Actualizada: lunes, 11 de marzo de 2019 17:45

Los afganos se manifiestan en la provincia oriental de Maidan Wardak contra las mortíferas redadas nocturnas de las fuerzas de EE.UU. en la zona.

Gritando eslóganes antiestadounidenses, los manifestantes han bloqueado durante varias horas, este domingo, la carretera que une Kabul (la capital afgana) con Kandahar, en Maidan Wardak.

Los participantes en la marcha, indignados por el asesinato de civiles en las operaciones militares de EE.UU., han criticado la actitud de silencio por la que ha optado el Gobierno afgano ante los crímenes que cometen las fuerzas norteamericanas y le han urgido a que aborde de una vez por todas este problema.

Esta es la segunda vez en la última semana que la gente se moviliza en la provincia de Maidan Wardak para protestar contra el ya recurrente asesinato de civiles por parte de militares estadounidenses.

Al menos nueve civiles, entre ellos mujeres y niños, perdieron la vida en la última redada nocturna que EE.UU. llevó a cabo la semana reciente en la zona.

El gobernador de Maidan Wardak, Mozafar al-Din Yamin, ha denunciado que las fuerzas estadounidenses realizan sus operativos sin haberse coordinado previamente con el Gobierno afgano.

Anteriormente, muchos representantes del Senado y del Parlamento del país asiático habían pedido el cese de las operaciones lideradas por EE.UU. en territorio afgano.

A pesar de las bajas civiles y de las frecuentes advertencias lanzadas por el Parlamento y el Senado afganos al respecto, las redadas nocturnas protagonizadas por las fuerzas estadounidenses se han incrementado de una forma sin precedentes en los últimos meses, además, cabe destacar que en las mismas han muerto cientos de civiles afganos tan solo a lo largo del último año.

Los datos recabados por el Comando Central de la Fuerza Aérea del país norteamericano revelan que sus aviones y los de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) arrojaron 5213 bombas entre enero y septiembre de 2018.

En febrero pasado, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció que los bombardeos en Afganistán causaron en 2018 la muerte de 3804 civiles, un incremento del 11 % respecto al año anterior y una cifra récord desde 2009.

EE.UU. y sus aliados invadieron Afganistán en 2001 para derrocar al grupo Talibán, sin embargo, a día de hoy, la guerra más larga de EE.UU. todavía sigue en curso mientras los talibanes campan a sus anchas en prácticamente la mitad del suelo afgano, un territorio en el que impera la devastación.

msm/anz/ftn/hnb

Comentarios