• La gente busca a sobrevivientes bajo los escombros de las casas destruidas por un ataque aéreo saudí en Saná (capital de Yemen). (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 13 de enero de 2022 8:33

Yemen resta capacidad al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) para resolver la crisis en este país, resultado de la guerra impuesta por Arabia Saudí.

“Un Consejo de Seguridad, que no es capaz de terminar una crisis petrolera, tampoco puede poner fin a una guerra militar”, señaló el miércoles el presidente del Comité Supremo Revolucionario de Yemen, Muhamad Ali al-Houthi, mediante un mensaje de Twitter.

Al-Houthi destacó lo inútil que ha sido el posicionamiento de la comunidad internacional en cuanto a la mayor catástrofe humanitaria actual en referencia a la crisis que vive Yemen.

Asimismo, indicó que “negarse a ofrecer alguna solución es en sí mismo la continuación de los crímenes de guerra”.

 

Arabia Saudí encabeza desde marzo de 2015 una guerra devastadora contra Yemen, con la intención de restaurar en el poder al presidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi y aplastar a Ansarolá. Sin embargo, hasta ahora no ha podido materializar su objetivo.

A finales del pasado diciembre, el canciller yemení, Hesham Sharaf, envió una carta al presidente del CSNU, en la que urgió la aprobación de una resolución que acabe con la agresión que lidera Arabia Saudí contra su país.

Las autoridades yemeníes han pedido una y otra vez a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) asumir sus responsabilidades en el mantenimiento de la seguridad internacional y tomar una serie de medidas que allanen el camino hacia la paz.

Además, denuncian la indiferencia del organismo ante los crímenes de guerra saudíes que se cometen con el apoyo integral del Occidente, especialmente de Estados Unidos, los cuales han conducido al peor desastre humanitario provocado por el hombre en la era moderna, según admite la propia ONU.

tqi/ncl/hnb