• Humo se eleva por un ataque de Arabia Saudí contra Saná, la capital yemení, 7 de marzo de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 22 de octubre de 2021 16:39

Yemen denuncia la indiferencia del CSNU sobre los crímenes de guerra saudíes y el derecho del pueblo yemení a defenderse ante tales actos de violencia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Yemen ha denunciado la declaración del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) a favor de Arabia Saudí por ignorar los crímenes de guerra del reino árabe contra el pueblo yemení.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen dijo el jueves que el CSNU no mostró ninguna evolución positiva en sus políticas hacia los agravios del pueblo yemení, que se enfrenta a una guerra ilegal e injustificada desde hace casi siete años.

“Es lamentable que el Consejo de Seguridad siga condenando el derecho legítimo del pueblo yemení a defender la soberanía de su país, al tiempo que ignora los crímenes de guerra cometidos por la coalición de guerra liderada por Arabia Saudí contra los civiles yemeníes”, se lee en el comunicado publicado en el sitio web oficial del movimiento popular yemení Ansarolá.

El Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno de Salvación Nacional yemení dijo además que los crímenes de guerra de la coalición agresora incluyen incursiones aéreas en el territorio yemení a diario, además de un estrecho asedio contra el pueblo yemení, que le ha privado de sus necesidades más básicas y de sus derechos legítimos.

 

En una declaración emitida el miércoles, los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidieron un alto el fuego urgente en todo Yemen y el fin de los avances del Ejército yemení hacia el último bastión de los mercenarios respaldados por Arabia Saudí en la estratégica provincia de Marib (centro-oeste).

“Los miembros del Consejo de Seguridad exigieron un alto el fuego inmediato en todo el país, de acuerdo con la resolución 2565 (2021), y pidieron la resolución de las diferencias a través del diálogo inclusivo y el rechazo de la violencia para lograr los objetivos políticos”, precisó el presidente del CSNU, Martin Kimani.

Kimani aseveró que los miembros del CSNU hicieron hincapié en la necesidad de una desescalada por parte de todos, incluido el “fin inmediato de la escalada de Ansarolá en Marib”, aludiendo a los recientes avances terrestres en Marib por parte de las fuerzas del Gobierno de Saná.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados llevan a cabo una campaña de bombardeos en Yemen destinada a restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, aliado de Riad.

En medio de esta coyuntura, EE.UU., el Reino Unido y Israel, entre otros aliados suyos, que han vendido armas a Arabia Saudí, entre otras medidas, han jugado un papel clave en la matanza de millones de civiles yemeníes.

mep/ftn/hnb