• El canciller venezolano, Jorge Arreaza, en una rueda de prensa, Caracas (capital), 5 de febrero de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 29 de julio de 2020 21:31
Actualizada: miércoles, 29 de julio de 2020 22:01

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, tilda de “poco civilizado” y “casi salvaje” el nivel de relaciones con Colombia, expresando interés en restablecerlo.

“Venezuela no quiere que las relaciones estén en ese nivel (…) Si hoy recibo una nota verbal, saludándonos por primera vez desde que asumió Duque y abriendo una posibilidad de dialogar para que las relaciones vuelvan a establecerse en algún nivel, estamos dispuestos a colaborar y cooperar”, ha afirmado este miércoles el jefe de la Diplomacia bolivariana durante una entrevista telefónica concedida a la cadena radial W Radio.

El máximo diplomático venezolano ha recordado que en enero de 2020, después de la detención de la exsenadora colombiana Aída Merlano en territorio bolivariano, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue quien anunció su disposición a reparar las relaciones consulares con Colombia.

Además, en sus declaraciones, pronunciadas dos días después de que denunciara que el consulado venezolano en Colombia había sido “vandalizado y saqueado” ante el mutismo y la inacción del Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, ha manifestado que Venezuela aún no ha visto ninguna reacción de las autoridades del país vecino.

 

“Solo supimos, a través de una persona que está en la residencia del embajador, que la Policía de Bogotá y la diplomática habían estado en la sede del consulado y que estaban haciendo la investigación”, ha dicho.

No obstante, ha reiterado que Venezuela interpondrá una denuncia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra Colombia, explicando que el referido incidente “no fue un robo, fue un desmantelamiento con intención de destruir la sede de un consulado”.

De igual modo, en otra parte de sus comentarios, el canciller bolivariano ha lamentado que, desde la llegada de Duque a la Jefatura del Estado colombiano, no ha habido ningún tipo de comunicación con Bogotá, ni siquiera con las autoridades sanitarias de ese país en plena crisis pandémica por el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, en ambas naciones.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela se han deteriorado de manera considerable en los últimos años. Bogotá secundó a EE.UU. en su decisión de reconocer al líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, quien se autoproclamó en enero de 2019 “presidente interino” de la República Bolivariana.

Es más, los dos países carecen de relaciones diplomáticas desde febrero de 2019, después de que Maduro rompiera los nexos tras varias acciones intervencionistas desde el país vecino.

mrp/anz/mkh