• El edificio de la Cancillería de Venezuela en Caracas, capital del país.
Publicada: lunes, 11 de noviembre de 2019 10:20

La Cancillería de Venezuela insta a la comunidad internacional a denunciar “el grotesco” golpe de Estado perpetrado contra el presidente de Bolivia, Evo Morales.

“La comunidad internacional no debe mantenerse impasible ante este atropello a la democracia y las instituciones de un país, cuyo gobierno durante casi catorce años ha garantizado la paz social, impulsada por un notable crecimiento económico, que es resultado del rescate de la soberanía nacional sobre los recursos naturales”, subrayó la Cancillería venezolana.

En un comunicado emitido el domingo, el Ministerio venezolano de Exteriores expresó su “enérgico repudio” al golpe violento contra Morales, presidente constitucional de Bolivia, orquestado por “sectores racistas radicales de la oposición política” apoyados por EE.UU.

También denunció que el golpe dado en Bolivia tiene como fin “retrotraer a la sociedad boliviana a tiempos de dictaduras y políticas neoliberales, para privatizar los recursos naturales del pueblo boliviano y someterlo a los designios de Casa Blanca y las corporaciones trasnacionales”.

LEER MÁS: Nicaragua condena “enérgicamente” el golpe de Estado en Bolivia

La comunidad internacional no debe mantenerse impasible ante este atropello a la democracia y las instituciones de un país, cuyo gobierno durante casi catorce años ha garantizado la paz social, impulsada por un notable crecimiento económico, que es resultado del rescate de la soberanía nacional sobre los recursos naturales”, señala la Cancillería venezolana en rechazo al golpe de Estado en Bolivia.

 

Tras denunciar un golpe de Estado en su contra, Morales, primer presidente indígena de Bolivia, renunció el domingo a su cargo para, en sus palabras, “preservar la paz en el país”.

En las últimas semanas, Bolivia ha sido escenario de actos terroristas y violentos protagonizados por la oposición, que desde un principio rechazó los resultados de las elecciones del pasado 20 de octubre, en las que el líder del Movimiento Al Socialismo (MAS) salió ganador.

Tras la dimisión de Morales, también renunciaron más de 20 funcionarios de alto nivel del MAS, incluidos ministros, diputados y gobernadores. Algunas de estas dimisiones se produjeron debido a las amenazas y agresiones de los grupos opositores que permanecieron en las calles presionando para consumar el golpe de Estado. 

LEER MÁS: Detienen a la ya expresidenta del Tribunal Electoral en Bolivia

Tras más de 13 años en el poder (2006-2019), Morales deja un país con altos índices de desarrollo humano, garantizando los derechos fundamentales de la población y con un crecimiento económico de 4,5 por ciento, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). 

Diferentes países latinoamericanos, como Cuba, Venezuela, México y Nicaragua, han condenado el golpe de Estado en Bolivia. El Gobierno mexicano ha ofrecido además asilo a Morales, pero el ya expresidente ha asegurado que no tiene la intención de abandonar el país.

LEER MÁS: Tras su renuncia, Evo Morales asegura que no piensa dejar Bolivia

mnz/ftn/nii/

Comentarios