• Maduro revela plan de EEUU: recolonizar y dominar toda América
Publicada: jueves, 21 de febrero de 2019 17:57

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, revela que el plan estratégico de EE.UU. es arrasar con la Revolución Bolivariana para dominar todo el continente.

Arrasar con la Revolución Bolivariana es el objetivo de los sectores de extrema derecha “que tienen el poder en EE.UU.”, razón por la cual se han convertido a Venezuela en un blanco de ataques, ha indicado Maduro en una entrevista ofrecida a HispanTV divulgada hoy jueves.

“A Venezuela la tienen como centro de un ataque, porque creen que revirtiendo y destruyendo la Revolución Bolivariana ellos podrán recolonizar y dominar todo el continente. Es el plan estratégico de ellos que nosotros le hemos impedido (…) porque la Revolución tiene su fortaleza moral, su fortaleza política, su fortaleza militar”, ha aseverado el presidente de Venezuela.

Maduro ha considerado la ofensiva actual “una prueba”. De estos retos y pruebas “vamos a salir más fortalecidos estoy más que seguro de eso”, ha vaticinado.

La Casa Blanca, tomada por el Ku Klux Klan (KKK), según el presidente, ha sacado de “la tumba de los recuerdos” la doctrina Monroe, del presidente estadounidense James Monroe (1817-1825), que decía “América para los americanos”: “O sea toda nuestra América para ellos, todas nuestras riquezas y todo nuestro poder para ellos”, ha resumido Maduro. Sin embargo, “Venezuela es para Venezuela”, ha remarcado.

A Venezuela la tienen como centro de un ataque, porque creen que revirtiendo y destruyendo la Revolución Bolivariana ellos podrán recolonizar y dominar todo el continente. Es el plan estratégico de ellos que nosotros le hemos impedido”, ha aseverado el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

 

El pueblo venezolano rechaza amenazas militares de EE.UU.

En referencia al reciente discurso de su homólogo estadounidense, Donald Trump, en la Universidad Internacional de Florida, en Miami (sureste de EE.UU.), donde Trump reafirmó su postura antivenezolana, Maduro ha señalado que “más de 90 % de los venezolanos rechazan cualquier invasión y amenaza de agresión militar de EE.UU.”.

A su juicio, el presidente estadounidense “se ha dejado llevar a una posición extremista de insensatez, a una posición impresentable. Y además, ha dejado ver lo que es su verdadero deseo de dominar, conquistar, someter a Venezuela”.

El dirigente bolivariano se ha mostrado convencido de que el problema de Trump “no es la democracia venezolana”, que “es fuerte”, ni ninguna crisis o ayuda humanitaria. El problema de Trump son “las riquezas de Venezuela, el petróleo, el oro, el gas, los minerales estratégicos, las riquezas, el agua”, a los que se suma la gran fortaleza del país a la hora de controlar su propio modelo económico, político, social y cultural, ha subrayado.

“Así, esta amenaza yo la rechazo totalmente y, además, me parece una forma verdaderamente inusual y una forma más que inusual, una forma detestable de iniciar una precampaña electoral”, en Florida, “su última trinchera de votos”, ha hecho notar Maduro.

El presidente chavista ha hecho constar que los “discursos retóricos de la Guerra Fría” del presidente estadounidense, que se lanzan no solo contra Venezuela, sino también contra Cuba y Nicaragua, muestran el alto nivel de desesperación de Trump. “Está desesperado, porque las encuestas y todos dicen que cualquier candidato demócrata le va a sacar más de 10 puntos en las encuestas”, ha subrayado.

EE.UU. mueve los hilos de la crisis venezolana para acabar con el chavismo

Venezuela atraviesa una nueva crisis desde el 10 de enero, cuando Maduro tomó posesión en un segundo mandato consecutivo, luego de salir ganador de las presidenciales de mayo pasado. Sin embargo, la oposición venezolana, apoyada desde el exterior, se negó a reconocer los resultados.

Apenas dos semanas después del juramento, Juan Guaidó, nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN) —de mayoría opositora y declarada en desacato en 2016— se proclamó presidente interino de Venezuela, país rico en recursos petrolíferos.

En un flagrante intento de golpe de Estado orquestado desde EE.UU., Occidente, con Washington a la cabeza, reconoció al golpista Guaidó como mandatario, aun cuando la autoproclamación es ilegal, pues viola la Constitución —los artículos 333, 350 y 233— que rige el país sudamericano desde 1999.

De hecho, el joven diputado es una nueva oportunidad y una herramienta para los esfuerzos dirigidos desde el exterior para derrocar al Gobierno chavista, muy comprometido con la Revolución Bolivariana y su doctrina antimperialista, con la que se puso fin al dominio extranjero sobre el país y sus recursos naturales.

Bolivia, Cuba, El Salvador, Grecia, México, Irán, China, Siria, Turquía y Rusia son algunos de los países que respaldan a las autoridades electas en las urnas, es decir Maduro, frente a Guaidó y a EE.UU., que favorece y apoya activamente el derrocamiento del Gobierno legal.

ask/mla/fmd/hnb

Comentarios