• Una protesta contra el Gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Medellín (Colombia), 20 de mayo de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 5 de enero de 2019 19:02
Actualizada: sábado, 5 de enero de 2019 19:38

Estados Unidos, presionando al Gobierno de Nicolás Maduro, pretende orquestar una revolución de colores en Venezuela, advierte un senador ruso.

“Habría que estudiar y documentar todos los aspectos tecnológicos de la preparación por Washington de una nueva revolución de colores en Venezuela”, ha explicado este sábado el senador ruso Ígor Morózov a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Los “pasos ilegales” que planea Washington para presionar al presidente Maduro, señala el senador, deben ser abordados “obligatoriamente” en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

La decisión del viernes del Grupo de Lima de no reconocer el nuevo mandato de Maduro a partir del 10 de enero y proponer que la oposición asuma la Presidencia de manera provisoria tiene que ver, a juicio de Morózov, con la mencionada política de EE.UU. La reunión, según Caracas, se realizó por orden del presidente Donald Trump.

Las llamadas revoluciones de color o golpes suaves entran dentro de las estrategias de intervención silenciosa utilizadas por EE.UU. para derrocar gobiernos que no comparten su visión respecto a  la organización económica, política y militar de las naciones.

Habría que estudiar y documentar todos los aspectos tecnológicos de la preparación por Washington de una nueva revolución de colores en Venezuela”, explica el senador ruso Ígor Morózov.

 

El politólogo estadounidense Gene Sharp fue el ideólogo de esa política de acción no violenta como método para utilizar el poder en un conflicto. El nombre derivó de la masiva utilización simbólica de colores o nombres de flores, empleados como elementos de identificación por parte de la oposición, que inscribió sus actuaciones en el contexto de una política de la “no violencia”. 

Washington ya ensayó este tipo de revoluciones en el Oriente Medio y en Ucrania, tal como ha asegurado hoy el senador ruso. Asimismo, los analistas opinan que EE.UU. pretende imponer esa política en otros países como Siria, Nicaragua y Cuba.

En el caso de Venezuela, según Morózov, dicha revolución podría comenzar como en otros países, desde internet “con llamadas en las redes sociales a salir a la calle” para provocar una protesta social.

mtk/rba/nii/

Comentarios