• El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pronuncia un discurso en un evento en Ankara.
Publicada: martes, 3 de diciembre de 2019 9:27
Actualizada: martes, 3 de diciembre de 2019 18:59

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha rechazado este martes que el acercamiento con Rusia o China sean para Ankara una alternativa a la OTAN.

En declaraciones formuladas a la prensa antes de volar a Londres, capital británica, para asistir a la cumbre conmemorativa del 70.º aniversario de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el mandatario turco ha indicado que los lazos con Rusia y China forman parte de la agenda de la cita.

“Mantenemos con China una cooperación constructiva, basada en el entendimiento mutuo. También Rusia es uno de nuestros socios principales en el ámbito internacional, pero la relación con ella y otros países no es una alternativa a la que mantenemos con los aliados, sino un complemento”, ha apuntado.

LEER MÁS: Erdogan: Estrecho lazo Turquía-Rusia provoca celos de ‘algunos’

El líder turco ha subrayado la importancia de la Alianza Atlántica para Ankara, aunque insistió en que el bloque “necesita claramente renovarse”. “La OTAN debe actuar con mayor resolución y eficacia, ante todo frente a la amenaza de organizaciones terroristas”, puntualiza.

Durante la cumbre, que tendrá lugar el 3 y el 4 de diciembre, la OTAN tiene planeado aprobar un plan para mejorar la defensa de Polonia, Lituania, Letonia y Estonia, ante la supuesta agresión rusa, mientras los turcos han amenazado con vetarlo.

Mantenemos con China una cooperación constructiva, basada en el entendimiento mutuo. También Rusia es uno de nuestros socios principales en el ámbito internacional, pero la relación con ella y otros países no es una alternativa a la que mantenemos con los aliados, sino un complemento”, dice el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

 

En esta línea, Erdogan ha reiterado que rechazará tales medidas a menos que los “amigos” de la OTAN cataloguen como terrorista a las milicias kurdas que Ankara está combatiendo en Siria.

La cumbre de la alianza transatlántica se realiza en plena tensión diplomática entre EE.UU. y Turquía por las discrepancias en torno a la compra de sistemas de defensa aérea rusa S-400 por los turcos, la ofensiva turca contra las milicias kurdas en el norte de Siria, tanto es así que Ankara, tradicional aliado de Washington en Oriente Medio, está acercando posturas con Moscú.

LEER MÁS: EEUU a Turquía: En la OTAN no hay lugar para los S-400 rusos

mjs/ncl/mnz/mkh

Comentarios