• --
Publicada: sábado, 27 de diciembre de 2014 0:11
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 9:12

En México, unas tres mil personas, junto a los padres de los 43 estudiantes desaparecidos el pasado 26 de septiembre en la ciudad de Iguala, en el sureño estado de Guerrero, han tomado este viernes las calles de la capital para exigir que los jóvenes aparezcan. Los manifestantes han salido del emblemático monumento del Ángel de la Independencia hacia la plaza de la Revolución, en el centro de la Ciudad de México, la capital. “La violencia nos ha desgarrado a tal punto que ha desvanecido nuestras diferencias. Ya todos somos hermanos, todos los estudiantes somos uno”, ha dicho Ramón Gutiérrez, estudiante del Instituto Politécnico Nacional a la agencia francesa AFP. “Han sido tres meses muy largos para nosotros y no hay nada”, ha precisado Felipe de la Cruz, padre de uno de los estudiantes y a la vez vocero de los familiares de los demás estudiantes desaparecidos, al asegurar que para ellos “no habrá cansancio, ni desánimo” para seguir con las protestas hasta encontrar a sus hijos. Durante la Nochebuena y bajo una fuerte lluvia e inusuales temperaturas bajas en la Ciudad de México, los padres de los desaparecidos protestaron frente a la residencia oficial de Los Pinos, fuertemente custodiada por decenas de elementos antimotines. Otra manifestación tuvo lugar el jueves frente a la embajada de Alemania en la capital, donde los seres queridos de los desaparecidos, han instado al Gobierno de Berlín a que deje de vender armas a las autoridades mexicanas. Gritando consignas contra las autoridades germanas, los enfurecidos mexicanos llevaban pancartas en las que se leía: “Tus armas asesinaron a mis hermanos. Vivos los queremos”. El 26 de septiembre, por orden del detenido alcalde de Iguala, José Luis Abarca, policías y narcos aliados atacaron a tiros dos autobuses repletos de estudiantes y, como consecuencia, seis personas murieron, otras 20 resultaron heridas y 43 desaparecieron, un incidente que desencadenó una ola de protestas en México. El pasado 6 de diciembre y tras una investigación ordenada por el Gobierno de México, los peritos argentinos que analizan los restos calcinados encontrados en el basurero de Cocula, vecino de Iguala, identificaron al menos a uno de los 43 estudiantes, Alexander Mora. mep/ctl/mrk