• Aviones militares rusos.
Publicada: domingo, 4 de octubre de 2015 15:18
Actualizada: viernes, 6 de noviembre de 2015 21:07

Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia han bombardeado desde el sábado, 10 instalaciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Siria, informa el Ministerio ruso de Defensa.

En un comunicado emitido este domingo, en su página Web, esa Cartera rusa confirma que durante las últimas 24 horas, los aviones de caza rusos Sukhoi modelos Su-24M, y Su-25 y Su-34 han realizado 20 misiones contra 10 posiciones de Daesh en la provincia de Idlib (noroeste) y la ciudad de Al-Raqa (norte).

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, una planta de fabricación de cinturones bomba en Idlib, perteneciente a este grupo ultraviolento figura entre los blanco de bombardeos. Asimismo, los SU-24M y SU-34 han destruido tres almacenes de municiones, armas de fuego y accesorios de los elementos takfiríes en dicha localidad siria.

Utilizando bombas BETAB-500 (destructoras de hormigón), los rusos además, han podido destruir cuatro puntos de mando de los pelotones del Daesh cerca de Al-Raqa, donde se encontraban los terroristas en el momento del ataque, se lee en la nota oficial.

Bomba antibúnker ruso BetAB-500.

 

La fuente añade que los cazas rusos, que despegan de la base aérea Hmeimim, cerca de la ciudad portuaria de Latakia, continúan sus incursiones contra los extremistas takfiríes en este país árabe. Se prevé que los ataques aéreos rusos en Siria continúen por al menos 3 o 4 meses.

En la misma jornada, la agencia rusa de noticias Sputniknews, ha informado que las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia lanzarán bombardeos contra los centros económicos de los terroristas de Daesh en Siria.

Los ataques rusos que comenzaron el miércoles a petición —por escrito— del presidente sirio, Bashar al-Asad, han conseguido destruir varias posiciones de Daesh como puestos de mando, depósitos de armas y bases de entrenamiento.

El jueves, los cazas rusos bombardearon posiciones de Daesh en Idlib, Al-Raqa, Alepo (noroeste), Idlib (noroeste) y Hama (oeste). Y, el viernes, las volvieron a bombardear en Idlib y Hama.

Desfile de los intergrantes de EIIL (Daesh, en árabe) en Siria.

 

Hasta el momento, los bombardeos rusos, a diferencia de los ataques aéreos de la coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., que no han conseguido frenar el avance de los terroristas, han tenido éxito y han causado que 600 terroristas deserten o abandonen sus posiciones. Además, según informan las fuentes sirias, desde el inicio de las incursiones de Rusia, los terroristas han acelerado su retirada de Idlib.

La violencia en Siria ha causado la muerte de más de 250.000 personas, además de dejar más de 11 millones de desplazados.

ask/ktg/rba

Comentarios