• Una planta de energía en la ciudad de Alepo, en el norte de Siria. (Foto vía Twitter)
Publicada: viernes, 1 de julio de 2022 1:12
Actualizada: viernes, 1 de julio de 2022 2:05

Una empresa iraní ha logrado poner en funcionamiento parte de la planta de energía térmica en la ciudad de Alepo, destruida durante los años de guerra.

La principal empresa de ingeniería y energía de Irán, MAPNA Group, ha rehabilitado la planta de energía en Alepo, en el norte de Siria, en una señal de que la República Islámica está desempeñando un papel importante en la reconstrucción del país árabe devastado por la guerra.

El conglomerado industrial iraní ha reparado la quinta unidad de la planta, sumando de esta manera más de 200 megavatios (MW) a la red eléctrica de Alepo. La instalación, que tiene cinco unidades, producía más de mil megavatios antes del conflicto en Siria, provocado por los terroristas patrocinados por los países extranjeros. La planta en cuestión es una de las centrales más grandes del país levantino.

En septiembre de 2017, la agencia de noticias oficial de Siria, SANA, informó que el grupo MAPNA firmó un contrato con el Gobierno sirio para construir cinco centrales eléctricas de 25 megavatios en Alepo, como parte de un acuerdo entre Damasco y Teherán.

 

También Irán y Siria firmaron memorandos de entendimiento para construir cinco plantas con una capacidad combinada de 540MW, así como plantas de energía eólica y solar en la provincia costera de Latakia, en el oeste del país árabe. Los acuerdos incluían proyectos para restaurar centrales eléctricas en Deir Ezzor (este) y Homs (centro-oeste).

El grupo MAPNA empezó a trabajar en Siria hace más de una década y no dejó de operar ahí a pesar del conflicto que inició en 2011 en el país árabe y que continuó hasta finales de la década de 2010, tras la erradicación del terrorismo por el Ejército sirio y sus aliados.

tmv/mrg