• Sistemas de defensa aérea S-400, de fabricación rusa, desplegados en Siria.
Publicada: sábado, 8 de febrero de 2020 8:08

Siria sopesa mejorar su defensa aérea tras el reciente ataque aéreo, en que Israel usó nuevamente como escudo a un avión civil, revela un diplomático.

En las declaraciones ofrecidas el viernes a la agencia rusa de noticias Sputnik árabe, el exembajador sirio ante Rusia Mustafa Emad explicó que la decisión de Damasco de mejorar la defensa aérea del país tiene sus raíces en “repetitivos” ataques israelíes y su táctica de “esconderse” por detrás de otras aeronaves.

“Siria usa todos sus sistemas de defensa antiaérea para proteger su espacio aéreo de continuas agresiones de Israel. La repetición de las ofensivas aéreas ha convencido a Siria de la necesidad de adquirir un sistema de defensa antimisiles más avanzado”, afirmó Musfata.

El Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, de acuerdo con el diplomático, buscará opciones “justas” para “fortalecer” su sistema de defensa antiaérea.

Mustafa aprovechó la ocasión para condenar intentos de Israel para esconderse por detrás de un avión de pasajeros, haciendo caso omiso a la vida de los civiles que se encontraban a bordo. El embajador se refería al aterrizaje de emergencia de un Airbus A320, que cubría la ruta Teherán-Damasco con 172 pasajeros a bordo, en la base aérea rusa de Hmeimim en la provincia siria de Latakia (noroeste) como consecuencia de un ataque aéreo israelí. 

 

El Ministerio ruso de Defensa, a su vez, recordó el derribo de un avión ruso de transporte militar II-20 en Siria que tuvo lugar en septiembre de 2018, y denunció “la práctica muy habitual” de Israel de usar como “escudos” a los aviones civiles. Rusia nunca perdonó a Israel por el derribo de su avión.

Mustafa, asimismo, repudió que Israel ataca Siria, “tomando ventaja” del hecho de que el Ejército sirio está luchando activamente contra los grupos terroristas en la provincia de Idlib (noroeste).

La fuerza aérea israelí viola sistemáticamente los cielos y el territorio de Siria para bombardear posiciones del Ejército del país árabe, en un intento por frenar el avance del Ejército sirio ante los grupos terroristas. Esa última agresión coincide con los avances de las fuerzas sirias en la provincia de Idlib (noroeste), donde ha arrebatado decenas de localidades a las facciones terroristas afines a Al-Qaeda.

ask/ktg/hnb

Comentarios