• Un convoy militar estadounidense abandona Siria rumbo a Irak, 3 de noviembre de 2019. (Foto: SANA)
Publicada: lunes, 4 de noviembre de 2019 6:56

Hombres armados apoyados por el Ejército de Turquía han abierto fuego contra un convoy militar estadounidense que abandonaba Siria rumbo a Irak, según informes.

Conforme declaró el domingo el jefe del Centro ruso para la Reconciliación en Siria, el general Yuri Borenkov, grupos armados afines al Gobierno turco atacaron en Siria a un convoy militar de EE.UU. que se dirigía al vecino Irak.

“Un convoy de militares de EE.UU. que cruzaba la carretera M4 en dirección a la frontera con Irak fue atacado a seis kilómetros al oeste de Tal Tamr”, al sur de la localidad fronteriza de Ras al-Ain, en la provincia nororiental siria de Al-Hasaka, explicó Borenkov.

Entre tanto, un portavoz del Mando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés) dijo a la agencia rusa de noticias Sputnik que los proyectiles habían caído aproximadamente a un kilómetro de distancia de las fuerzas estadounidenses y no habían causado víctimas.

Un convoy de militares de EE.UU. que cruzaba la carretera M4 en dirección a la frontera con Irak fue atacado a seis kilómetros al oeste de Tal Tamr”, al sur de la localidad fronteriza de Ras Al-Ain, en la provincia nororiental siria de Al-Hasaka, anuncia el jefe del Centro ruso para la Reconciliación en Siria, el general Yuri Borenkov.

El incidente tuvo lugar un día después de que 55 camiones cargados con armas, vehículos y dispositivos militares de las fuerzas estadounidenses dejaran suelo sirio con destino al vecino Irak.

Pese las promesas del presidente de EE.UU., Donald Trump, de sacar a todos los soldados estadounidenses de Siria y devolverlos a “casa”, una parte importante regresó a Irak y otros permanecen en el norte de Siria con el espurio argumento de “proteger los campos petrolíferos”.

LEER MÁS: Fotos y Vídeo: Fuerzas de EEUU en campos petrolíferos de Siria

LEER MÁS: Fuerzas de EEUU vuelven a bases militares en noreste de Siria

En esta misma línea, cerca de 30 soldados estadounidenses, junto a un convoy militar compuesto por un vehículo blindado de transporte de personal, un removedor de minas y un vehículo utilitario, llegaron el sábado a la base de Jazira, sita en el oeste de la provincia siria de Al-Raqa (norte), e incluso pretenden reconstruir una de sus bases situadas allí.

Por su parte, Irán y Rusia —que han desempeñado un papel destacado en la lucha del Gobierno sirio contra el terrorismo— denuncian la medida de Washington y advierten que EE.UU. busca hacerse con las reservas del petróleo del país árabe, pretextando que aún quedan extremistas.

LEER MÁS: Irán: EEUU busca provocar caos en la región para saquear petróleo

fmk/ftn/nii/