• Un buque de guerra y dos submarinos rusos en la base naval de Tartus, en el oeste de Siria. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 28 de septiembre de 2019 2:01
Actualizada: sábado, 28 de septiembre de 2019 3:21

La base naval siria de Tartus acoge submarinos y buques de la Armada rusa que han cumplido diversas misiones de patrulla en aguas del Mediterráneo.

“Un submarino atracó ayer (jueves) en Tartus después de haber patrullado el mar durante tres semanas, y ahora la tripulación está descansando en la base”, informa este viernes la agencia de noticias Interfax, que cita al jefe del comando de la Marina rusa, Serguéi Tronev.

El alto militar ruso ha señalado también que a lo largo de esta semana, otro submarino y dos buques de guerra llegaron a las costas de la ciudad portuaria de Tartus, situada en el oeste de Siria. “El segundo submarino volverá al mar tras realizar los preparativos”, agrega la fuente.

De acuerdo con Tronev, además de los referidos submarinos y buques, la base naval siria de Tartus alberga también dos corbetas de misiles, tres patrulleros y tres buques de suministro de la Armada rusa.

Ha detallado que la escuadra rusa en el mar Mediterráneo oriental actualmente incluye el crucero de misiles Marshal Ustinov, equipado con el novedoso sistema de misiles hipersónico Kinzhal y la fragata de misiles Almirante Makarov, que se encuentra en los países bálticos.

Un submarino atracó ayer (jueves) en Tartus después de haber patrullado el mar durante tres semanas, y ahora la tripulación está descansando en la base”, informa el jefe del comando de la Marina rusa, Serguéi Tronev.

 

En diciembre del 2017, el presidente ruso, Vladímir Putin, firmó una ley de ratificación de un acuerdo entre Moscú y Damasco para modernizar y actualizar la base naval de Tartus.

Amén de esta base, Rusia estableció a finales del 2017 un contingente militar permanente en su base aérea de Hmeimim, ubicada en la provincia de Latakia (en el oeste de Siria), con el fin de colaborar en las operaciones del Ejército sirio contra los terroristas.

LEER MÁS: Rusia amplía su base aérea en Hmeimim y monta astillero en Tartus

Todo el material bélico que Moscú ha llevado a Siria lo usa en la campaña antiterrorista en la que participa desde septiembre del 2015, a petición del Gobierno de Damasco.

La implicación autorizada de Moscú en el conflicto armado de Siria ha contribuido, en gran medida, a derrotar a las bandas terroristas en el territorio sirio y luego a eliminar a los remanentes de dichos grupos, pero también ha proporcionado a Rusia un terreno para probar su armamento e incrementar sus exportaciones militares.

LEER MÁS: Rusia, curtida en Siria, moderniza su misil de crucero Kalibr

myd/ctl/mrp/mkh

Comentarios