• Un caza F-15 de Arabia Saudí en una base aérea en Riad, la capital del reino árabe.
Publicada: miércoles, 18 de septiembre de 2019 23:21
Actualizada: jueves, 19 de septiembre de 2019 1:08

Un informe revela la participación de cazas de Arabia Saudí en ataques lanzados contra la ciudad siria de Abu Kamal, sita en la provincia de Deir Ezzor (este).

El opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) informó el martes de los ataques lanzados por “aviones de guerra desconocidos” contra la mencionada ciudad siria, fronteriza con Irak.

En un informe publicado esa misma jornada, la página web británico-árabe Independent Arabia, citando anónimamente a una fuente conocedora del asunto, desveló que varios cazas saudíes, junto a aviones de guerra de otros países, participaron en estos ataques, sin ofrecer detalles sobre otros presuntos responsables de los asaltos.

La fuente afirmó también que esos bombardeos han dejado varios heridos y muertos entre las fuerzas militares que luchan contra los terroristas, además de provocar la destrucción de un depósito de armas del Ejército sirio.

Según la fuente, con estos ataques, Riad quería lanzar una “advertencia” a Irán, un cercano aliado de Siria en su lucha antiterrorista, tras los ataques con aeronaves no tripuladas (drones) realizados el sábado contra las instalaciones petrolíferas de la compañía saudí Aramco.

 

Si bien las fuerzas yemeníes se han atribuido la responsabilidad de la ofensiva contra Aramco, Riad y Washington acusan, sin ofrecer prueba alguna para ello, a Irán, de tener supuestos vínculos con estos ataques.

El Gobierno estadounidense y el régimen saudí han pretextado, de hecho, sus infundadas imputaciones contra Teherán para aumentar las medidas hostiles contra la República Islámica. 

El mandatario estadounidense, Donald Trump, ha ordenado este miércoles que se aumenten de forma “considerable” las sanciones contra Irán y los Al Saud han anunciado que se unirán al plan en solitario que EE.UU. intenta impulsar en el Golfo Pérsico para, presuntamente, garantizar la navegación marítima.

El Gobierno iraní ha rechazado, en duros términos, las “incomprensibles e ilógicas” acusaciones de Washington aseverando que, con estos infundios, EE.UU. intenta allanar el camino para futuras acciones desestabilizadoras en la región.

mnz/anz/alg

Comentarios