• El ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami.
Publicada: miércoles, 18 de septiembre de 2019 17:25
Actualizada: miércoles, 18 de septiembre de 2019 18:37

Irán refuta la acusación de EE.UU. sobre su presunta implicación en el ataque a refinerías saudíes y dice que la ofensiva yemení fue respuesta a agresiones de Riad.

“El asunto está muy claro. Ha estallado un conflicto entre dos países. En un lado del conflicto están los yemeníes que anunciaron claramente que habían llevado a cabo la operación”, ha señalado este miércoles el ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami.

En declaraciones ofrecidas al margen de una reunión del Gabinete iraní en Teherán (capital persa), Hatami ha resaltado que el Ejército y el movimiento popular Ansarolá de Yemen lanzaron un ataque contra las instalaciones petroleras saudíes de la compañía Aramco, en reacción a los crímenes y el asedio de Riad contra su país.

“La lógica de su acción también está clara. Un país ha estado bajo ataques severos durante muchos años y ha sufrido daños significativos”, ha agregado el alto mando castrense persa.

LEER MÁS: Golpe tras golpe: Cronograma de represalias de los yemeníes a Riad

El asunto está muy claro. Ha estallado un conflicto entre dos países. En un lado del conflicto están los yemeníes que anunciaron claramente que habían llevado a cabo la operación”, dice el ministro de Defensa de Irán, el general de brigada Amir Hatami, sobre un ataque contra la petrolera saudí Aramco.

 

En otra parte de sus afirmaciones, el general Hatami ha recordado que los yemeníes habían realizado una operación similar hace unos dos años, cuando bombardearon un aeropuerto en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), con misiles que tenían un alcance de 1200 kilómetros.

El pasado 14 de septiembre, las instalaciones de Aramco en Abqaiq y Jurais, en el este de la península Arábiga, fueron atacadas por 10 aviones no tripulados (drones). El movimiento popular yemení Ansarolá reivindicó el ataque y manifestó que fue una respuesta a la brutal agresión saudí contra el pueblo de Yemen.

No obstante, Estados Unidos y Arabia Saudí acusan a la República Islámica de Irán de estar implicada en esta agresión. Teherán, por su parte, niega las acusaciones e insiste en que carecen de base.

Incluso, varios países del mundo, entre ellos Rusia y Japón, han calificado de infundadas las acusaciones antiraníes de EE.UU., y aseverado que no hay pruebas que demuestren que Teherán esté involucrado en el referido ataque con drones.

LEER MÁS: Rusia: no se puede culpar a Irán del ataque a la saudí Aramco

LEER MÁS: Japón rechaza que Irán esté detrás de los ataques en Arabia Saudí

fmk/ctl/rba

Comentarios