• Un convoy militar estadounidense en las afueras de la ciudad de Manbij, en el norte de Siria, 30 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 24 de abril de 2019 14:29
Actualizada: miércoles, 24 de abril de 2019 19:37

Siria reclama la disolución de la “coalición contra EIIL (Daesh, en árabe)” dirigida por EE.UU. y la retirada total de las fuerzas extranjeras de su territorio.

“Damasco exige la disolución total de la coalición internacional que supuestamente combate contra el terrorismo, y asimismo la salida de todas las fuerzas foráneas presentes ilegalmente en este territorio”, ha declarado el viceministro sirio de Defensa, Mahmud al-Shawa.

El dignatario ha hecho la exigencia en la VIII Conferencia de Seguridad Internacional de Moscú, celebrada este miércoles en la capital de Rusia, donde también ha denunciado la intención de Washington de mantener sus tropas en Siria. “Será una agresión contra Damasco”, ha resaltado.

A mediados de marzo se publicó que EE.UU. planeaba mantener a la mitad de sus militares en Siria, pese al anuncio de diciembre pasado por el presidente del país, Donald Trump, de la retirada completa de las tropas estadounidenses desplegadas en el país árabe.

El viceministro Al-Shawa ha denunciado además que las fuerzas de EE.UU. bloquean la evacuación de los refugiados del campamento de Rukban, ubicado en una zona controlada por tropas norteamericanas.

Damasco exige la disolución total de la coalición internacional que supuestamente combate contra el terrorismo, y asimismo la salida de todas las fuerzas foráneas presentes ilegalmente en este territorio”, ha declarado el viceministro sirio de Defensa, Mahmud al-Shawa.

 

“Los estadounidenses, en cooperación con los terroristas, ha convertido el campamento de Rukban en una verdadera cárcel e impiden que la gente salga de esa zona. Esto demuestra que el Gobierno de EE.UU. está violando el derecho internacional”, ha argumentado el dignatario.

El citado campamento, que alberga a unos 50 000 desplazados, está dentro de la llamada “zona de desescalada” que EE.UU. ha creado en la región de Al-Tanf, en el extremo suroriental de la provincia siria de Homs, donde Washington mantiene una base militar sin permiso de Damasco.

Tanto Siria como Rusia han advertido en reiteradas ocasiones de que las tropas estadounidenses y los grupos armados presentes en esa región impiden que el Gobierno sirio organice un corredor seguro y entregue suministros humanitarios a los residentes en el campo.

Las autoridades sirias, por su parte, acusan al Ejército norteamericano de apoyar a los terroristas en la zona para prolongar la guerra en el país.

myd/mla/fmd/alg

Comentarios