• El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una conferencia de prensa en El Cairo, capital de Egipto, 28 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 29 de enero de 2019 1:59
Actualizada: martes, 29 de enero de 2019 5:07

Siria denuncia una nueva injerencia del Gobierno de Francia en sus asuntos internos y lo considera parte de la continua política fallida contra el país árabe.

“Siria no está interesada para nada en establecer relaciones con un país que contribuyó a la agresión terrorista en su contra y cuyas manos están manchadas de sangre de los inocentes sirios”, precisa un comunicado del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores publicado este lunes, en referencia a las recientes declaraciones que hizo el presidente francés, Emmnauel Macron, en Egipto, sobre el proceso político en el país árabe.

Conforme recoge la agencia oficial siria de noticias SANA, la nota precisa que el “régimen francés” ofreció todo tipo de apoyo a los terroristas, y su canciller, Jean-Yves Le Drian, calificó de “revolucionarios” a los extremistas de la banda Frente Al-Nusra (también conocidos como Fath Al-Sham), además de abortar todas las iniciativas políticas para alcanzar una solución a la crisis en el país árabe.

Las declaraciones de Macron, apunta el Ministerio de Exteriores, no son más que un “intento de lavar sus manos manchadas de la sangre de los sirios” debido a las políticas saboteadoras del Gobierno galo.

“Esas declaraciones injerencistas de quienes proporcionan todo tipo de apoyo a los grupos extremistas, carecen de la más mínima credibilidad, porque habla de un proceso político con criterios occidentales y coloniales opuestos a los intereses y aspiraciones de los sirios”, subraya la Cancillería siria.

Siria no está interesada para nada en establecer relaciones con un país que contribuyó a la agresión terrorista en su contra y cuyas manos están manchadas de sangre de los inocentes sirios”, señala un comunicado del Ministerio sirio de Relaciones Exteriores, en referencia a las recientes declaraciones que hizo el presidente francés, Emmnauel Macron.

 

El comunicado hace mención a la “amargura” reflejada por la derrota y el fracaso del proyecto antisirio de Francia y sugiere al presidente galo que dedique sus esfuerzos a resolver los problemas que azotan a su país en lugar de interferir en los asuntos internos de los demás.

Siria ha denunciado en reiteradas ocasiones el enfoque dualista de Francia que, junto a otros países europeos, ha brindado apoyo armamentístico y financiero a los terroristas que luchan contra el Ejército y el Gobierno de Damasco para desestabilizar el país árabe. En más de siete años de crisis, cientos de miles de personas han muerto en Siria, millones tuvieron que desplazarse y el país ha quedado en ruinas.

lvs/ncl/ahn/hnb

Comentarios