• Columna de humo provocada por un ataque de la llamada coalición anti-EIIL en Al-Raqa, en el norte de Siria, 28 de julio de 2017.
Publicada: lunes, 12 de marzo de 2018 17:24
Actualizada: lunes, 12 de marzo de 2018 19:27

Desde el estallido del conflicto en Siria en 2011, más de 500.000 personas han muerto, incluidos 100.000 civiles, indican los datos proporcionados este lunes por el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido.

En un nuevo informe, el OSDH indica que unas 511.000 personas han perdido la vida en Siria desde el surgimiento de la crisis en este país árabe, en 2011, a causa de la sublevación de los grupos armados y terroristas, financiados desde exterior para derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad.

Según precisa el organismo, de esa cifra, unos 106.390 eran civiles y de ellos 19.811 eran menores de edad. Muchos murieron a manos del grupo terroristas EIIL (Daesh, en árabe) y los llamados grupos “rebeldes”.

El OSDH también presenta un balance de las bajas civiles que han dejado los ataques de Turquía, así como de la llamada coalición contra Daesh, dirigida por Estados Unidos, a los que responsabiliza por la muerte de miles de civiles sirios.

 

Debido a esta crisis, doce millones de personas han tenido que desplazarse o se han visto obligadas a huir del país, agrega el informe, mientras apostilla que esta guerra ha dejado heridos a dos millones de sirios.

El jefe de coordinación y operaciones en terreno del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Gianluca Buono, en declaraciones ofrecidas a la agencia española de noticias Europa Press, ha señalado hoy lunes que en 2017, cada día murieron más de dos niños en Siria.

Estos siete años de guerra han sido brutales para los niños”, ha aseverado Bunono, al tiempo que ha deplorado el hecho de que casi una cuarta parte de los civiles muertos en Siria eran niños.

La prolongada guerra en Siria parece difícil de resolver por el apoyo de varios países occidentales, encabezados por EE.UU., a bandas extremistas y rebeldes que buscan desestabilizar el país árabe y de este modo lograr su meta final, es decir desintegrar Siria.

mnz/ctl/fdd/rba

Comentarios