• 100 muertos en atentado contra autobuses con civiles rumbo Alepo
Publicada: sábado, 15 de abril de 2017 13:44
Actualizada: sábado, 15 de abril de 2017 20:48

Al menos 100 personas, muchos niños, han muerto por una explosión cerca de los ‎autobuses que transportaban a los evacuados de localidades leales al Gobierno sirio.‎

La tragedia ha tenido lugar este sábado cuando un kamikaze hizo estallar un vehículo cargado de explosivos contra los autobuses que transportaban civiles y combatientes evacuados de localidades leales al Gobierno cerca de la ciudad siria de Alepo.

"El kamikaze conducía una camioneta que transportaba ayuda alimentaria y la hizo estallar cerca de los 75 autobuses" estacionados en Al-Rashidin, sector controlado por los ‘rebeldes’ al oeste de Alepo, según informa el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El kamikaze conducía una camioneta que transportaba ayuda alimentaria y la hizo estallar cerca de los 75 autobuses", según informa el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Una fuente local citada por la agencia rusa de noticias Sputnik ha anunciado que la cifra de las bajas mortales se ha elevado a 100 personas y que otras 130 personas resultaron heridas. Anteriormente, la televisión libanesa Al-Mayadeen había cifrado en 39 el número de muertos. La mayoría de las víctimas “son mujeres y niños”, confirma Sana, agencia oficial siria de noticias.

El corresponsal de la agencia francesa AFP que se encontraba en Al-Rashidin, vio numerosos cadáveres, algunos carbonizados, especialmente de niños, y miembros amputados desperdigados por el suelo cerca de autobuses destruidos por la explosión.

La evacuación forma parte de un acuerdo alcanzado en marzo entre el Gobierno y la oposición armada de Siria, según el cual los civiles de las regiones de mayoría chií de Al-Fua y Kafraya, en Idlib (noroeste), que estaban bajo asedio de los rebeldes, se trasladarán a la gobernación de Alepo (norte), en manos del Ejército. Y los opositores asediados por tropas sirias en Madaya y Zabadani, en Campiña de Damasco (sur), serán trasladados a Idlib.

 

El ataque de este sábado violó un alto el fuego establecido por el Gobierno y la oposición en las cuatro áreas citadas en el acuerdo de evacuación, considerado el mayor intercambio de población de su tipo desde el inicio de la crisis en Siria en 2011.

Se espera que al menos 16 000 personas abandonen Al-Fua y Kefraya a cambio de permitir la salida de opositores armados y de sus familias de Madaya y Zabdani. Según las estimaciones, al final del proceso, un total de 30 000 personas serán evacuadas.

ftm/rba/nii

Comentarios