• El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Pátrushev, habla en una conferencia de prensa. (Foto: Sputnik)
Publicada: martes, 1 de junio de 2021 21:25

Rusia ha incluido en su nueva Estrategia de Seguridad Nacional el uso de la fuerza ante cualquier medida contra su soberanía e integridad territorial.

En una entrevista concedida el lunes al diario Rossiyskaya Gazeta, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Pátrushev, reveló que, en la nueva Estrategia de Seguridad Nacional revisada, figura el derecho de usar la fuerza real y no solo sanciones económicas ante cualquier amenaza a la soberanía e integridad territorial del país.

La nueva versión de la Estrategia de Seguridad Nacional enfatiza el deseo de Rusia de aumentar la previsibilidad, la confianza y la seguridad en la esfera internacional”, subrayó Pátrushev.

En este sentido, puso de relieve que la revisión del texto toma nota de la “legitimidad de las medidas simétricas y asimétricas” para reprimir y prevenir acciones hostiles en contra de Rusia.

En particular, el funcionario ruso señaló que, si las medidas económicas especiales contra los países hostiles no surgen efecto, en caso de necesidad Moscú podría recurrir a “métodos de coerción por la fuerza”.

 

Además de ser una nueva táctica para hacer frente a las amenazas de los países injerencistas, la nueva Estrategia de Seguridad Nacional revisada —presentada al presidente ruso, Vladimir Putin— también tiene como objetivo “mejorar la competitividad de Rusia a nivel internacional” y crear las condiciones para el desarrollo económico a un ritmo superior a los niveles mundiales.

La economía del país debería resistir la presión de las sanciones. Una condición importante para garantizar la seguridad económica es la confianza en el potencial interno y las soluciones independientes para los problemas que enfrenta Rusia mientras se mantiene la apertura a la cooperación mutuamente beneficiosa con otros países”, puntualizó.

Sin embargo, a pesar de las amenazas, Patrushev también sugirió que Rusia y su principal adversario occidental, Estados Unidos, son capaces de alcanzar soluciones mutuamente aceptables, a pesar de las tensiones recientes.

Rusia y EE.UU. mantienen focos de tensiones sobre varios temas, como los ciberataques, el rechazo de Washington a volver al Tratado de Cielos Abiertos, la crisis en Ucrania y el despliegue militar de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), encabezada por EE.UU., en el flanco occidental de Rusia, entre otros.

sar/ncl/hnb