• El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, habla durante una rueda de prensa en Sochi, Rusia. (Foto: Reuters)
Publicada: jueves, 4 de marzo de 2021 8:36

Rusia promete responder con una serie de medidas recíprocas a las respectivas sanciones de los países occidentales acorde a sus propios intereses nacionales.

Coordinaremos nuestras propias sanciones. Las agencias involucradas presentarán las propuestas correspondientes a sus mandos superiores. Las medidas serán aprobadas, anunciadas y dadas a conocer a nuestros oponentes en este asunto”, anunció el miércoles el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en referencia a la nueva tanda de medidas restrictivas impuestas por los países occidentales contra ciertos funcionarios del país euroasiático, según informa la agencia estatal rusa de noticias TASS.

En su declaración ofrecida a los medios de comunicación, Peskov adelantó que la respuesta a estas restricciones del Occidente se adaptaría acorde a los intereses de Rusia que mejor le convenga, además de señalar que Moscú se reserva el derecho de promover sus medidas en relación al principio de reciprocidad. “Existe el principio de reciprocidad y no es posible obviarlo en las relaciones interestatales”, remarcó.

EE.UU., tras coordinaciones con la Unión Europea (UE), anunció el martes un paquete de sanciones contra varios funcionarios rusos, con el propósito de presionar la puesta en libertad del líder opositor Alexéi Navalni, quien fue detenido en febrero a su llegada a Moscú (capital rusa) por haber violado los términos de su libertad condicional, al pasar meses convaleciente en Alemania tras ser blanco de un supuesto envenenamiento del que se acusa al Kremlin, cuyas autoridades reiteradamente lo niegan.

 

Tras subrayar que las nuevas medidas coercitivas “son absolutamente inaceptables”, el alto funcionario ruso recalcó que su aplicación causará un daño considerable en las relaciones de Moscú con Washington y Bruselas “que ya de por sí se encuentran en una condición deplorable”.

El vocero explicó que, en general, este tipo de sanciones, “ya sean dirigidas o no, no son más que una burda intentona de querer injerir en los asuntos internos de Rusia, las cuales son consideradas por el Kremlin como absurdas y sin fundamento”.

“Además, [estas medidas punitivas] no pueden producir ningún efecto y carecen de sentido”, agregó Peskov, concluyendo que al respecto, Moscú “solamente puede expresar su pesar y sorpresa”.

Las relaciones entre Rusia y la UE, así como EE.UU., se encuentran en su nivel más bajo y se volvieron aún más complejas por el caso de Navalni. 

krd/lvs/tqi/hnb