• El Ejército ruso muestra misiles del sistema antiaéreo S-400 durante un desfile militar en San Petersburgo, 27 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 4 de febrero de 2020 19:03
Actualizada: miércoles, 5 de febrero de 2020 7:24

Rusia promete reaccionar a los próximos ejercicios de la OTAN, que prevén el despliegue de unos 20 000 efectivos estadounidenses en Europa.

Por supuesto, responderemos, no podemos ignorar estos procesos, que son muy preocupantes, pero reaccionaremos de una manera que no cree riesgos innecesarios”, así lo ha indicado el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una entrevista concedida este martes al periódico Rossiyskaya Gazeta.

Con estos comentarios, Lavrov se ha referido a los simulacros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), de nombre Defender Europe 2020, que se celebrarán con la masiva participación de las fuerzas estadounidenses entre abril y mayo de este año en curso en el viejo continente.

Según el titular ruso, estas maniobras prevén trasladar a Europa a más de 30 000 unidades de equipos y más de 20 000 militares norteamericanos, una operación que supone el mayor despliegue de EE.UU. en el bloque europeo en más de 25 años.  

Además, ha cuestionado las recientes declaraciones del jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien negó el lunes que el despliegue de tropas de EE.UU. para unas maniobras con sus aliados europeos apunte a Rusia. “Es parte del compromiso con la Alianza”, indicó.

“¿De quién van a defenderse? Alegan que deben defenderse a sí mismos no de Rusia, sino de un adversario cuyo potencial es idéntico al de la OTAN”, ha indicado Lavrov, para después argumentar que estas maniobras tienen lugar en plena crisis entre el Occidente y Moscú.

 

El jefe de la Diplomacia rusa también ha recordado que la OTAN “recluta” con el pretexto de introducir en la Unión Europea (UE) a Estados neutrales como Finlandia y Suecia para que participen en las maniobras.

Los ejercicios Defender Europe 2020 reunirán en total a 37 000 soldados y oficiales de 19 países de la Alianza Atlántica. Los militares se trasladarán a los territorios de Polonia y países del mar Báltico, y el territorio de Alemania será el centro logístico durante el simulacro.

La OTAN, encabezada por EE.UU., pretexta la “amenaza rusa” para desplegar fuerzas militares y enviar vehículos de combate a los países bálticos fronterizos con Rusia.

Moscú, a su vez, ha denunciado sistemáticamente que el despliegue masivo de las Fuerzas Armadas de EE.UU. y sus aliados occidentales, así como las actividades cerca de sus fronteras, incluidas las marítimas, suponen una inadmisible amenaza directa a su seguridad nacional.

myd/anz/rba

Comentarios