• Rusia aboga por la retirada de fuerzas extranjeras de Afganistán
Publicada: martes, 28 de mayo de 2019 14:32
Actualizada: miércoles, 29 de mayo de 2019 2:41

El canciller ruso destaca la necesidad de resolver la crisis en Afganistán mediante la vía política y pide la retirada de todas las tropas foráneas de ese país.

“Rusia está convencida de que el conflicto en Afganistán no tiene una solución militar; la única forma posible de resolver la crisis es lograr la paz por medios políticos y diplomáticos”, ha subrayado este martes Serguéi Lavrov.

En este sentido, el ministro ruso de Asuntos Exteriores ha reiterado el llamado de Moscú al repliegue de las fuerzas extranjeras estacionadas en Afganistán. “Abogamos por la retirada total de las tropas extranjeras del país”, ha dicho.

Lavrov, quien realizaba estas declaraciones en una reunión con representantes del Gobierno afgano y del grupo Talibán en Moscú (la capital rusa), ha enfatizado, además, que todos los bandos del conflicto en Afganistán tendrían que iniciar, lo más pronto posible, unos diálogos para hallar una solución a la prolongada crisis que azota al país asiático.

Rusia está convencida de que el conflicto en Afganistán no tiene una solución militar; la única forma posible de resolver la crisis es lograr la paz por medios políticos y diplomáticos”, dice el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

 

Desde 2001, Afganistán sufre una especie de invasión de EE.UU. y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que desplegaron tropas allí so pretexto de derrocar al grupo Talibán, pero cuya presencia no ha hecho más que empeorar las condiciones, ya de por sí malas, de la nación asiática, y ha ayudado al surgimiento del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en ese país.

Los ataques de Estados Unidos y sus aliados han provocado un gran número de bajas civiles y, en múltiples ocasiones, han acabado con la vida de efectivos de seguridad y soldados afganos.

En un informe publicado el pasado mes de abril, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunció que, en los primeros tres meses de 2019, los ataques de Estados Unidos se habían saldado con unas 305 personas muertas en Afganistán, y de hecho, habían sido más mortíferos para los civiles que los atentados perpetrados por los talibanes.

El Gobierno ruso ha denunciado, de igual modo, el apoyo de Washington a los extremistas de Daesh en Afganistán, pues, tras los enormes fracasos cosechados en Irak y Siria, los terroristas están tratando de reclutar a fuerzas en el norte del país asiático, con ayuda de EE.UU., a fin de expandirse desde allí hacia otras regiones, en especial, a Asia Central.

mnz/anz/fmk/rba

Comentarios