• El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, ofrece un discurso en la Conferencia de Seguridad de Múnich, Alemania, 17 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 16 de febrero de 2019 22:33

El canciller de Rusia dice que la comunidad internacional debe llamar a resolver la crisis venezolana por la vía pacífica en vez de imponer ultimátums.

“La crisis venezolana es un asunto interno, y la comunidad internacional debería instar a los venezolanos a encontrar una solución entre ellos, a favor de lo cual se mostraron Uruguay, México, los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), Rusia, China, Irán, Bolivia y muchos otros”, ha afirmado este sábado el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC, por sus siglas en inglés), celebrada en Alemania.

Sin embargo, ha lamentado que ciertos países occidentales, fuera del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, presentaron un ultimátum al Gobierno de Nicolás Maduro, que consiste “en obligar al presidente legítimamente electo a convocar nuevas elecciones”.

Para Lavrov, la autoproclamación del presidente de la Asamblea Nacional (AN) —declarada en desacato en 2016 y controlada por la oposición— Juan Guaidó, como “presidente interino” de Venezuela es algo excesivo e incluso “esto es obvio” para varios países occidentales.

El jefe de la Diplomacia rusa ha subrayado que la situación de Venezuela fue discutida prácticamente con todos los socios en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich.

La crisis venezolana es un asunto interno, y la comunidad internacional debería instar a los venezolanos a encontrar una solución entre ellos, a favor de lo cual se mostraron Uruguay, México, los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), Rusia, China, Irán, Bolivia y muchos otros”, ha afirmado el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov.

 

Desde el aumento de la crisis en Venezuela, Rusia ha abogado por una solución concertada entre las partes venezolanas, no obstante, EE.UU. ha amenazado con una intervención militar en Venezuela y países de la Unión Europea (UE) han advertido al Gobierno de Maduro que convoque elecciones, si no enfrentará un aumento de las medidas punitivas.

El Gobierno venezolano ha rechazado cualquier ultimátum y, en concreto, calificó el fijado por los europeos de “injerencista y prepotente”.

Pese al reiterado llamado de Maduro a entablar un diálogo con la oposición venezolana, incluso con Washington, estos se niegan a sentarse en la mesa de conversaciones y buscan el fin del Gobierno de Maduro, elegido en unas elecciones democráticas que se celebraron en mayo de 2018.

snz/ncl/mtk/mkh

Comentarios